Flooxer Now » DIY

LOVE VS FRIENDS

Mi ex está en mi grupo de amigos. ¿Cómo actúo?

Compartir amigos en una relación puede estar genial, salvo que esa relación se rompa y tú te encuentres con tu expareja en tu grupo. ¿Qué se hace en esos casos?

Grupos de amigos abrazados

Getty Grupos de amigos abrazados

Publicidad

Los ex. Ese mundo tan incomprensible como odiado y querido a partes iguales. Personas con las que estuvimos (a veces no sabemos muy bien ni el motivo), a las que quisimos con locura (o no tanto) y con las que se nos acabó lo que teníamos. ¿Y después qué?

Si tienes buena suerte quizás no les vuelvas a ver y les olvides, pero ¿y si te toca compartir grupo de amigos con él o ella? ¿Cómo se debe actuar en esos casos? Desde luego si estás pensando en una mirada asesina y contestaciones que se lleven el premio a la persona más borde del lugar… NO, ese no es el camino. Echa un vistazo a estos tips para compartir amigos con tu expareja y luego ya decides cómo comportarte.

No hagas que sea incómodo

Precisamente lo que te comentábamos hace un momento de mandar contestaciones bordes y miradas asesinas. No pretendemos que seáis los mejores amigos del mundo. De hecho, nadie en el grupo lo pretende. No hace falta que habléis como si fuerais íntimos, pero de ahí a que no se pueda estar con vosotros, hay un trecho. Si te toca sentarte a su lado, no pasa nada. Tienes dos lados y seguro que a alguien enfrente. Habla con el grupo e intenta moverte y charlar con las personas con las que más a gusto te sientas.

Sé amable pero marca distancia

Si no habéis acabado demasiado mal y ves que es posible entre los dos entablar una conversación, puedes preguntar qué tal, cómo va la vida o cómo se encuentra. Puedes incluso comentar eso que viste por Instagram el otro día (estamos contando con que no os habéis bloqueado, claro ;-) ) pero, ¡cuidado! Ser amable no significa que seas demasiado cercano o cariñoso, o la relación podría confundirse.

Un grupo de amigos en el parque | Helena Lopes from Pexels

Ten los mismos detalles que con el resto

Imagínate que ofreces patatas fritas (de las que vienen acompañando a tu hamburguesa) a todo el mundo. Tu ex no puede ser menos y no debe serlo. Si en el grupo has ofrecido para que cojan, no lo aísles o la relación será tensa: ofréceselas como a uno más. Sin pretensiones. Al igual que si haces una broma o mojas con agua a alguno de tus amigos, también puedes incluirlo. Al revés debes comportarte igual, es decir, no puedes tener detalles con tu expareja que no tengas con el resto del grupo pues podría malinterpretarse y, al fin y al cabo, ahora es una persona más.

¿Y si trae a una pareja nueva?

Terreno irregular. Barro. Tormenta… Entramos en un ámbito difícil, pero hay que aceptarlo: los ex también rehacen su vida. Aunque que te lo restrieguen en el mismo grupo de amigos pues, oye, no hace mucha gracia. En este aspecto no debes ser miss o míster simpatía. Todo el mundo entiende que la situación no te hace gracia pero tampoco debes coger tus cosas e irte. Si el objetivo es que el grupo se sienta a gusto y sin tensión, piensa simplemente en no mantener una conversación más allá de lo esencial con la nueva pareja y después céntrate en disfrutar de tu grupo, que para eso son tus amigos.

Si ves que no funciona, toma una decisión

Si después de esto ves que vuestra relación en el mismo grupo es imposible y sois totalmente incompatibles... ha llegado el momento de tomar una decisión. Quizás tengas que hablar con él/ella y ver cómo podéis llevaros bien, quizás tengas que hablar con las personas del grupo con las que tengas más confianza o quizás tengas que decidir tú si quedas aparte con ellos o si te buscas otros amigos. Piénsalo bien pues, en estas cosas, no suele haber vuelta atrás.

Publicidad