It's easy

It's easy

Instrucciones de uso de la copa menstrual para novatas

La copa menstrual se ha puesto muy de moda estos últimos meses por sus muuuuuuchos beneficios pero, amiga, ¿sabes cómo se pone y se quita? Te lo explicamos

cómo usar la copa menstrual
cómo usar la copa menstrual | iStock
Flooxer Now
 |  Madrid | 17/06/2019

Si has entrado a leer esta noticia es porque probablemente te has planteado empezar a usar la copa menstrual pero tienes tus dudas de cómo usarla. Don't worry porque aquí estamos para echarte una mano.

La copa menstrual se ha puesto de moda estos últimos meses por muchos motivos. Lo primero es por que te ahorras bastante pasta, los tampones y las compresas cada vez están más caros y la copa menstrual cuesta unos 20 euros (más o menos)... ¡y dura unos 10-15 años! Lo segundo es porque ayudas al medio ambiente, ya que es reutilizable. Y bueno, hay muchas más ventajas que ya irás descubriendo si te decides a usarla.

Vamos al grano, ¿cómo se pone la copa menstrual? Sabemos que es una de las cosas que más miedo nos da. El primer paso es sentarte en la taza del váter con las piernas lo más abiertas (y cómodas) posible. El segundo paso es doblar la copa y el tercero introducir el conducto más ancho (doblado), no es necesario introducirlo hasta el fondo, puede quedarse la punta de la copa un poco fuera. El cuarto y último paso es girar la copa ara asegurarse de que está perfectamente encajada y sin pliegues. ¡Y ya estaría!

La copa menstrual doblada | iStock

Si quieres asegurarte de que está todo ok, lo que puedes hacer es coger la punta de la copa y girarla lentamente para comprobar que se abrió y que está creando vacío. Al contrarío que los tampones, no es necesario que la copa esté al fondo de la vagina.

Y ahora, ¿cómo se quita la copa menstrual? El primer paso es sentarte en el váter y hacer pis, sí, como lo lees, tienes que hacer pis, secarte y luego abrir las piernas (como cuando te la ibas a poner). El segundo paso es introducir el dedo índice entre la copa y la pared de la vagina para quitar el vacío que se había creado al ponerla. El tercer paso es agarrar la parte final de la copa hasta que salga. Y por último, tiras la sangre y lavas la copa con agua y jabón. It's easy, ¿verdad?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.