La censura que Instagram hace sobre los desnudos y, en concreto, sobre el cuerpo femenino se está volviendo más agresiva que nunca. Raro es el día que accedes a esta red social y no ves que algún famoso denuncia que le han retirado una foto que contenía un desnudo. Como, por ejemplo, el actor Paco León que subió hasta tres veces la misma imagen editada y recortada y aun así la plataforma se la retiraba.

Sin embargo, la situación empeora si la persona que sube la foto es una mujer. Aquí entra en juego el eterno debate de por qué los pezones masculinos están bien vistos y por qué hay que esconder los femeninos.

Hace unos meses la cantante y youtuber Melo Moreno movilizaba a sus seguidores y amigos influencers a publicar sus fotografías en topless para reivindicar la prohibición de publicar pezones femeninos. Todo ello acompañado del hashtag #FreetheNipple, la revolución femenina que surgió para pedir la igualdad de género y para suprimir la tendencia de sexualizar el cuerpo de la mujer.

La artista e influencer, Miranda Makaroff, ha probado en sus carnes lo que es la censura. Makaroff es una defensora de la libertad sexual y del cuerpo femenino, y sube frecuentemente desnudos a su cuenta de Instagram ya sean suyos o de sus pinturas. Ahora la influencer ha dado un paso más y ha diseñado, de la mano de Desigual, unos filtros de lo más top para las stories de Instagram que sirven como cubre pezones. Si quieres saber cómo son y cómo conseguirlos, no te pierdas el vídeo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Las injustas críticas a Rosalía en los VMAs por 'apropiación cultural'