Diciembre siempre llega con bastantes alegrías (aunque cuando acaba, más de uno termina llorando cuando ve su cuenta y sus ahorros en negativo). Es un mes que comienza con un puente con bastantes días y eso siempre, siempre es bien recibido.

Son días para descansar, buscar planes, rodearse de familia y amigos y pasarlo bien. Sin embargo, debemos mirar el bolsillo porque es principio de mes y por delante nos quedan muchos eventos, cenas y regalos en los que gastar pasta. Entonces, ¿es posible hacer algo guay sin dejarse los ahorros? ¿Qué planes podemos hacer y que además de guays sean baratos? Aquí van algunas ideas para ello:

- Luces Navidad. El puente de diciembre es la fecha elegida por muchísimos sitios para hacer el encendido oficial de Navidad. Cada año, además, pueblos y ciudades compiten por tener la decoración más bonita y espectacular, por lo que el planazo está asegurado ¡y barato!

- El ruraleo. Frío, chimenea, bbq y muchas risas. Alquilar una casa rural para el puente de diciembre puede ser un plan genial. Mirando con antelación y en pueblos pequeños podéis encontrar chollos bastante interesantes. Si, además, aportais comida entre todos, no os dejaréis un dineral pero, eso sí, ¡será un puente para recordar!

- DIY: decoración navideña. Nada como pasar unos días tranquilos preparando la decoración de Navidad para ahorrar y, además, tener preparado todo de cara a las fechas que vienen. En Internet encontrarás miles de tutoriales para hacer todo tipo de decoración. ¡Planazo!

- Rutita gastronómica. Este puente puede ser un buen momento para hacerse una ruta gastronómica. Lo mejor de esta opción es que las hay de todas las formas, gustos y precios. Puede ser una ruta por diferentes bares para probar tapas o incluso que tú te planifiques con tu grupo para probar ciertas zonas.

- La cena que os cuesta tanto hacer. Diciembre es el mes de las cenas de Navidad por excelencia: las de grupo, los de la uni, los del barrio, los amigos de no sé dónde… Al final es difícil ponerse de acuerdo y estos días pueden ser buenos para colocar alguna que otra cena de Navidad.

- Un concierto. No hablamos de un concierto internacional carísimo en el que te dejes una pasta, sino más bien de pequeños conciertos y sitios de música en directo en los que pasar un buen rato a un precio reducido. También existen salas de teatro pequeñas, cuyas entradas rondan los 7-10 €. ¡Ojo!

Sea el plan que sea, aprovecha un puente como este para salir y disfrutar con amigos. ¡Diciembre es mucho mejor si se aprovecha así!