Llega septiembre y, sin darte cuenta, el verano ha dicho adiós y la universidad está entrando por la puerta. ¡La universidad! Se acabó el colegio/instituto y empieza una nueva etapa. ¿Y ahora qué haces? Nuevo curso, nuevas personas, diferente transporte, profesores, asignaturas... ¿Debes salir corriendo? Puede asustar porque significa salir de tu zona de confort a una que todavía no conoces pero, lee atentamente: ¡va a ser una gran etapa! Así que nada de echarse a temblar, solo abre los ojos y escucha estos consejos que tenemos para tus primeros días.

- No dejes todo para el último momento. Los comienzo siempre dan pereza porque volvemos de uno de los mejores veranos de nuestra vida y estamos de vacaciones. Empezar la universidad significa que empieza el curso y eso siempre cuesta. Sin embargo, piensa que empiezas en una carrera que (supuestamente) te va a gustar y eso es un nuevo reto. Para el primer día escoge una mochila, un boli y un cuaderno o una agenda para apuntar lo esencial. Con eso bastará. Después puedes elegir el ordenador si para ti es mejor. Pero nuestra primera recomendación es que no prepares todo el día de antes a las 12 de la noche. Si lo haces con tiempo durante los días anteriores (o incluso dedicas un hueco a elegir nuevo material para el curso) será una forma de ir metiéndote y preparándote mentalmente para lo que viene. No será un shock y tu cabeza lo agradecerá.

- Date tiempo. Sabemos que tienes muchas ganas de empezar a estudiar esa carrera y de empezar a trabajar gracias a esos estudios pero tenemos que pedirte que te relajes (por tu bien). De primeras, el primer curso de la mayoría de las carreras es muy general. Además, los primeros días hay que coger el ritmo, por lo que date un poco de tiempo para ver si realmente te gusta (y solo tienes que coger el truco) o si no te gusta. No te agobies si la primera semana no es lo que esperabas.

- Piensa que todos están en la misma situación que tú. Con respecto a conocer gente (máxima preocupación los primeros días), tienes que tener una cosa en mente: TODO el mundo está en la misma situación que tú. Para todo el mundo es el primer día. Algunos afortunados irán con su amigo del colegio a la universidad pero, haznos caso, casi es mejor conocer gente nueva de cero. Así que no dudes en acercarte a preguntar en el mismo momento de la presentación o cuando llegues a clase. Todos estaréis deseando que alguien se acerque y empezar a hablar así que ¿por qué no hacerlo tú?

- Hay tiempo para todo. Al igual que hay tiempo para ir a clase o a la cafetería, habrá tiempo para organizar el primer (y más importante) plan fuera de la uni. No te agobies por ello pero asegúrate de que el grupo en el que estés sea grande y variado para conocer al máximo de gente posible.

¿Listo/a? ¡Pues ya estaría!