Flooxer Now » Muy Fan

"Forastero en tierra extraña"

¿Por qué Ángel Martín lo está petando en Twitch?

El streamer más improbable de 2020 comienza el año como una de las revelaciones más divertidas en la plataforma. ¿Cuáles son los secretos de su éxito?

Ángel Martín en laSexta Noche

laSexta.com Ángel Martín en laSexta Noche

Publicidad

Como muchas otras cosas en la vida de Ángel Martín, todo comenzó como una broma. Un día de octubre se le ocurrió coger la actualidad, analizarla muy a su manera, y publicarla en forma de vídeo en Twitter. Desgarbado e irónico, como es él, y con unos 300.000 seguidores que tenía entonces, no esperaba la que se le venía encima.

 

Hoy tiene más del doble, y aquel Informativo Matinal para No Perder El Tiempo que hizo por probar se ha convertido en una costumbre diaria, que algunas veces supera (de largo) el millón de visualizaciones. Con sus menciones a creadores de contenido top, fue hasta invitado al selecto grupo de Ibai, donde demostró su habilidad (o ausencia de ella) en Among Us.

 

Viendo que allí caía fenomenal, decidió abrirse una cuenta de Twitch que sube a un ritmo que ya quisieran otros. Lo que antes era un despacho en su casa se ha convertido en un set gaming donde no solo mejora sus aptitudes como impostor, sino que prueba otros juegos como Hollow Knight, League of Legends y, sobre todo, pasa mucho tiempo en el género que mejor se le da: 'Charlando'.

 

Los números que maneja Ángel son altísimos para alguien que se identifica a sí mismo como un "forastero en tierra extraña", ya que estaba muy "desconectado del mundo Twitch" hasta que le dio por comentar las noticias más importantes en un resumen diario inconfundible.

 

Ya son muchos años desde que Ángel fuera uno de los referentes del humor español, cuando presentaba, hace 15 añazos, el programa 'Sé lo que hicisteis' en La Sexta. Precisamente su humor descarnado, criticando la actualidad y hasta el cotilleo muy a su manera, ha servido para mirar al mundo de los youtubers desde una perspectiva distinta.

 

Y por ahora le va fenomenal en eso: acuerdos publicitarios con bastantes marcas (algunas como Wild Rift, juego que jamás había tocado), tiene el respeto de la audiencia, el de los creadores de contenido a los que a veces pone de vuelta y media, y lo más importante: sigue haciendo reír.

Publicidad