Tras el jaleo que montó con su percepción de ‘El Mal Querer’ de Rosalía, Altozano vuelve a la carga con un tema mucho más clásico, y con todo el sentido de la palabra. Analiza la razón por la que Mozart no utiliza el Si Bemol en sus composiciones, y concretamente una variación de la misma nota, el Si Bemol 3.

Suena complicado si no tienes una carrera musical, pero tirando de su labia y de la colaboración de varios invitados resulta apasionante. Además, entre estos nos sorprende la aparición de Luis Piedrahíta, un experto musical que se lamenta que su imagen esté siempre asociada al humor y a la magia cuando también pilota un montón sobre este arte. Todo para dar a conocer el conocido desde ahora como #MozartGate.

 

“Mozart tiene cientos de sonatas y sinfonías y conciertos en Si Bemol Mayor y con cientos de Si Bemoles”, explica Altozano. “Pero en 1857 un músico y físico alemán publicó una gráfica en la que analizaba la frecuencia de uso de cada una de las notas del piano en la obra de Mozart. Y descubrió un patrón increíble. Un patrón del que quiero hablaros hoy”.

 

Durante tres cuartos de hora que se pasan en un plis, el youtuber descubre poco a poco una retahíla de teorías a cada cual más original. Por ejemplo, que se trata de una “firma por omisión”, ya que otorga un valor numérico a la nota que coincide con una suma que podría significar “Amadeus”, el nick que se puso para sustituir su nombre de pila, que no era muy allá: Teófilo.

 

Lo mejor de la evolución es la conclusión final, una sorpresa que te dejará de piedra por su audacia y que le ha ganado estar como tendencia durante prácticamente toda la noche en España, con miles de comentarios aplaudiendo el curro de Altozano. Para que luego digan que Twitter solo sirve para criticar...