Las galas de premios son un gran momento para lucirse aunque no te lleves ningún galardón a casa. Lo saben bien los chicos de BTS, que junto a Billie Eilish coparon los objetivos de las cámaras y los comentarios en las redes sociales relacionados con los Grammy. Superada la indignación de los fans por no haber recibido ninguna nominación en esta edición, la boy band planetaria dejó un momento musical que resonará durante mucho tiempo.

Dividida la gala en dos partes por el gran número de categorías y galardones a repartir, BTS formó parte del segmento 'Old Town Road All-Stars', un rap que tenía un sabor country con la participación de Billy Ray Cyrus sobre el tema principal de Lil Nas X. Así que, ¿por qué no un poco de K-pop?

 

El rapero comenzó la actuación en solitario, con una guitarra como único acompañamiento en un decorado que imitaba el salón de una casa. Twitter se llenó de comentarios haciendo referencia a que el artista pasó un tiempo durmiendo en el sofá de la casa de su hermana.

No tardaron mucho en aparecer los chicos de BTS, en un escenario más urbano y donde sacaron todas sus fuerzas raperas. A ellos les daba igual estar nominados o no, lo importante era dar espectáculo y gustar a los fans, y los aplausos garantizaron que así fue pese a su corta presencia durante esta parte de las actuaciones.

 

'Old Town Road' ha tenido un recorrido espectacular desde su lanzamiento original en diciembre de 2018. El himno ganó mucha popularidad en los primeros meses del año pasado y se relanzó el pasado marzo, con varias versiones remezclándolo. La más popular quizá sea la de Billy Ray Cyrus, padre Miley, que se publicó un mes después.

"Con solo 20 años, Lil Nas X ha hecho lo increíble", adelantaba Ellen DeGeneres momentos antes de la actuación. Se refería a sus seis nominaciones, al éxito tremendo de su tema estrella y al mensaje que lanzó al poco de comenzar su carrera: "Ignorando los posibles prejuicios, le dijo al mundo que era gay, y de la noche a la mañana se convirtió en una inspiración y modelo a seguir para millones de jóvenes alrededor del mundo". Y su poderosa imagen junto a BTS confirma el alcance planetario de este artista.

 

Por su parte los coreanos estaban encantados de participar en los Grammy, y fueron tan amables como para reconocer que gran parte del mérito de lo que les está pasando es gracias a su ARMY. Gesto que, claro, puso las redes patas arriba, y ese cariño vale más que cualquier premio.