Flooxer Now » Muy Fan

INFLUENCER SENIOR

ConBuenHumor: la abuela tiktoker con casi 6 millones de seguidores

Animada por su nieto, la octogenaria catalana lleva una carrera brillante en la red musical, donde se atreve con cualquier challenge.

Rosa y su nieto Christian, las caras de ConBuenHumor

Bushido Agency Rosa y su nieto Christian, las caras de ConBuenHumor

Publicidad

Cuando piensas en alguien que ronda los 100 millones de likes y seis millones de seguidores en TikTok, lo último que te viene a la cabeza es alguien como Rosa. Tiene 80 años, es vecina de Hospitalet de Llobregat y la plataforma la ha llevado al estrellato como la mayor (por edad) influencer de España.

Además el suyo no es un fenómeno que haya surgido de la nada: lleva ocho años subiendo contenido a redes, primero a través de YouTube. Fue gracias al canal que abrió allí uno de sus muchos nietos (tiene cinco hijos y el doble de nietos), bajo el nombre de ConBuenHumor.

Christian comenzó en la red más famosa de vídeos haciendo clips cómicos a diario, y la gracia natural de Rosa le convención para incluirla de vez en cuando. Sin embargo, la audiencia le empezó a pedir más contenido sobre ella.

 

De YouTube a Instagram, sus perfiles movían números modestos, (entre 25.000 y 50.000 seguidores) hasta que encontraron la horma de su zapato: TikTok. Fue el estreno de la app china la que de verdad les permitió popularizarse mucho, llegando ofertas publicitarias y requiriendo la asistencia de un manager profesional.

Es de hecho la segunda anciana con más seguidores en esa red, superada solo por Ross Smith, otro tiktoker inseparable de su abuela Pauline. Eso sí, ellos juegan con la ventaja de ser estadounidenses y una audiencia potencial mucho mayor por temas de idioma.

ConBuenHumor por muy poco no está entre los 10 tiktokers más populares de España, lista que ahora mismo cierra Lucía Bellido. Pero eso no quita para que Rosa siga subiéndose a tendencias y arrasando con bailes, retos, imitaciones, doblajes o cualquier cosa que le pongan por delante.

Eso sin mencionar cómo le pone las pilas a su nieto, en gags que superan en muchas ocasiones el millón de visitas. Con la vacuna ya puesta, los dos aseguran que les queda marcha para rato.

Publicidad