Charli D’Amelio no ha pasado unas buenas semanas últimamente, con jaleos con su ex, el acoso de una hater muy peligrosa y algunas polémicas mayores. Pero es lo que tiene ser una celebridad mundial, mucho más popular que algunos cantantes en la cima.

El desparpajo de la joven de 16 años la ha convertido en un ídolo para 70 millones de personas que la siguen en TikTok, la plataforma que la ha lanzado a la fama. Allí también supera de largo los 3000 millones de likes, récord completo de la red social, donde también hace bailes solidarios para ayudar de vez en cuando a personas desfavorecidas.

 

“No soy buena en Twitter, pero lo hago lo mejor que sé” dice en la red del pajarito, donde tiene la nada despreciable cantidad de 3,2 millones de seguidores. Claro, con números tan mareantes, las marcas se pelean por tenerla como imagen. Y no es nada barato.

 

La web CelebrityNetWorth ha publicado un informe que asegura que el contenido patrocinado de Charli cuesta un mínimo de 100.000 dólares por bailecito. Eso son 88.000 euros por, como mucho, un minuto de baile. El portal especializado aclara que eso le supondría muy fácilmente superar el millón de dólares al año solo por contenidos cortos, y se espera que su caché suba todavía más.

 

La misma página le estima unas ganancias de 4 millones de dólares (tres y medio en euros) solo en el último año. Mucho ha tenido que ver su participación en un anuncio de hummus, que al parecer podría haberle hecho ganar un millón de dólares por haberse emitido en la final de la Super Bowl.

 

En caso de que TikTok cerrara, como tanto se rumorea en las últimas semanas, Charli no debería temer mucho por su futuro. Es activa también en Instagram y YouTube, con decenas millones de followers allá donde va. Y no lo olvides: ¡solo tiene 16 años! ¿Cuánto dinero tenías en el banco tú a esa edad?