Que un youtuber tenga una marca de ropa no es para nada raro. Marta Díaz, TheGrefg o Paula Gonu han hecho de sus colecciones particulares una buena fuente de ingresos adicional a lo que ya ganan por sus vídeos en la plataforma que les ha hecho famosos, pero ninguna de esas firmas llega a la relevancia que tiene Rubius Corp.

 

El mayor creador de contenido en nuestro país ya sabe lo que es triunfar con diseños que él mismo firma. El pasado diciembre lanzó una línea de ropa inspirada en diseños manga muy del estilo de su cómic, Virtual Hero. Cada personaje retratado en los estampados de sus productos tenía una historia particular, y las prendas provocaron un aluvión de autorregalos navideños entre sus followers.

 

Ayer quiso repetir experiencia con una nueva línea que seguro va a reventar entre sus más de 60 millones de seguidores. En Instagram, se hacía el loco sacando una foto llevando una camiseta con referencias entre su "gato obeso" y un rollito que recuerda de lejos al gato de Cheshire que sale en Alicia en el País de las Maravillas. "Anda, ha aparecido un nuevo link en mi bio mágicamente", decía en un post que es imposible no leer con su voz.

La nueva colección tiene las categorías principales de Mad Kat (como la de arriba), Pink Madness (parecida a su Anti Otaku Otaku Club), Rubius Oso y "Otras cosas frescas", incluyendo tazas rollo Karmaland, toallas o posters. El precio no es nada barato, entre 15 euros la taza y los 40 de una sudadera, pero es el precio a pagar por meter las manos en el mismo sitio que tu ídolo.

 

Entre los productos lanzados, uno de sus seguidores más ilustres (Knekro) le pregunta que por qué no hay mascarillas, a lo que el youtuber le da las gracias a su manera diciendo que es una idea brillante. Al parecer está trabajando en ello contrarreloj, y es más que posible que dentro de poco veamos una actualización en el catálogo de merchandising flechipollero.

Aunque no lo dice explícitamente, lo más normal es que la tienda esté abierta de manera temporal, como ha sucedido en las ocasiones anteriores en las que la tienda online estuvo disponible. Y aunque los precios sean entre populares y medianos, por lo menos no llega al disparate que pedía por el "Agua de Chico Gamer"...