Flooxer Now » Muy Fan

RICO A FUNES

ElXokas sobre su casa de un millón de euros: "La he pagado gracias a las funadas"

El de Lugo prevé un cambio importante en sus rutinas tras comprar la casa de sus sueños, aunque sus palabras para los haters siguen la misma tónica de siempre.

La vida le sonríe a Xokas (y él se la devuelve)

Toni Villen / Fan Content La vida le sonríe a Xokas (y él se la devuelve)

Publicidad

"Si te enseñan un clip de Xokas como el del otro día, de 15 segundos en un directo de 18 horas, piensas que este tío es un gilipollas". Las palabras no son nuestras, sino de TheGrefg, que se ha sumado a valorar la ocasional ausencia de sensibilidad de ElXokas. Sin embargo, él está muy agradecido a esas "funadas", hasta el punto de pensar que le han llevado a donde está.

La mitad de la vida de Joaquín Domínguez está "dedicada a trabajar" y el resto a dormir, según él mismo reconoce, algo que le estaba pasando factura. "Ojalá nos podamos mudar en los próximos meses, porque tengo que hacer un cambio", explicaba hace solo dos días refiriéndose a su "alimentación, forma de vida y trabajar un poco menos".

Sin embargo, ayer confirmó que había hecho efectiva la entrada de un piso de más de un millón de euros, lo que le ha cambiado el ánimo repentinamente. "Es la constatación física de todo lo que he conseguido", dice orgulloso, y añade que "lo he pagado gracias a las funadas".

Son pensamientos que llegan tras otro fune y otro agobio (ni de lejos el primero) por una dedicación exclusiva a estar en el top 1 de creadores nacionales: "Me gusta mucho lo que hago, y hago 12 horas al día porque quiero ser el mejor y también porque estoy muy cómodo con vosotros, pero quiero utilizar mi tiempo para otras cosas".

 

En un raro momento de confidencia personal, deja caer que se siente un poco solo: "No tengo mucha vida fuera del trabajo y la gente con la que compito sí. Rubius tiene a su pareja, Grefg también, Auron, Ibai... ellos tienen una vida aparte y la mía es solo trabajar".

El hito de ser propietario de un piso millonario y en pleno centro de Madrid parece ser la excusa que necesitaba para que eso cambie. En su rango de precios y la zona donde ha comprado, hay casoplones de hasta 250 metros cuadrados, más que suficientes para el estudio que quiere montar y tener hueco para esa socialización que pretende potenciar.

 

Con toda la presión que Xokas asegura tener, al final no puede negar ser un "afortunado de cojones; puteado está el repartidor que me trae la comida o el camarero que me ha servido el bocata en el bar". También te digo una cosa: al final echaremos de menos el gotelé que acompañó a Xokas desde que empezó en Twitch.

PD: Mejor que tenga una cerradura electrónica, no sea que se vuelva a quedar sin llaves fuera de casa. Por si acaso, vaya.

Publicidad