Si un día te levantas y tienes 200.000 seguidores nuevos en Instagram, es que quizá la noche anterior hiciste algo muy grande. Le pasó el último domingo a Javier Bonet, AKA Bnet, y su hazaña fue ganar por sorpresa la Red Bull Batalla de los Gallos. Un campeonato internacional que se ha llevado con un estilo quizá más suave de lo que acostumbran los MCs, pero preciso y letal en las rimas.

El enfrentamiento contra su último rival en esta final se alargó y requirió de una réplica, y Bnet tiró de uno de sus greatest hits para llevarse el cinturón que le acredita como un rapero que huye del insulto fácil y prefiere atacar sin ser vulgar. Puede que tenga la cabeza en las nubes a la hora de rimar, pero en esta entrevista y en su día a día tiene los pies bien firmes en el suelo. Quizá leyéndolo no te quede claro, pero si le oyeras hablar sabrías que con solo 21 años ya tiene una madurez impropias de su edad.

 

- "Entré como reserva y me fui como campeón". Ya la habíamos oído antes, cuando ganaste el Nacional de 2018. ¿Es la frase preparada más exitosa de la historia de esta competición?

Bueno, en este caso es reciclada, no la tenía preparada. Lo que ocurrió es que en el momento ese, cuando ya se estaba acabando y tal, me vino la sensación de "ya he ganado". Obviamente me acordé del momento en el que gané en 2018 y me salió reciclar la rima, por así decirlo.

- La final fue bastante inesperada según las quinielas. ¿A quiénes veías más fuertes antes de comenzar la competición?

Aczino, Wos y Trueno, creo que eran los a priori más fuertes, junto a Zasko obviamente. Y en cuanto a sorpresas, SNK, que hizo un papel muy bueno quedando cuarto y contra mí también lo hizo muy bien en semifinales.

- ¿Cómo ves la evolución del freestyle a nivel de repercusión? ¿Ha cambiado mucho desde la final que ganó Invert en Barcelona?

Creo que el foco mediático ha crecido mucho desde aquel momento. Internet ha ayudado a llegar a un público muy grande en Latinoamérica y España. La influencia que tiene el freestyle no es tan grande en los medios de comunicación como en streaming, las redes, Instagram y demás... así que al crecer tanto los números de usuarios de estas plataformas, que venga más gente a los eventos y el seguimiento online despierta sin duda el interés de los medios. Es como "oye, aquí hay algo que mete a 20.000 personas en el Wizink Center y un millón y medio por streaming". Cuando la de Invert no ocurría, es el gran salto de estos cinco años.

- ¿Ves diferencias entre el estilo latino y el español?

Sí, claro que se nota. Dentro de que el hip hop en español tiene valores comunes independientemente del origen de cada uno, al final cada país tiene sus características en el rap que se hace y lo mismo pasa con el freestyle. Por ejemplo en Argentina son mucho más de flow, de centrarse en rapear bien, en intentar meter flows y demás. En Méjico son mucho más directos, de punchlines... al final con el carácter global, como es a través de internet como se ha extendido todo el mundo tiene posibilidad de influenciarse de otros lugares. En España están más relacionados con el ingenio mental, relacionando temáticas. Yo soy más partidario de improvisar al momento, de rapear al momento.

- ¿Qué te parece lo que ha conseguido Red Bull con esta competición?

Creo que lo ha hecho muy bien. Te puede gustar más o menos el formato, pero realmente dan la oportunidad a todo el mundo de mandar la prueba. Yo he estado de jurado y no he tenido ningún tipo de presión... al final aprecio lo que hace porque confían en gente del freestyle y eso lo veo justo. Cuando tuve la suerte de estar de jurado no tenía ningún tipo de condicionamiento. No creo que la marca haya metido mano de manera excesiva y han potenciado una competición tratándola con respeto hacia los freestylers, dentro de que para mí ha habido errores. Yo hay algunas cosas que no comparto pero creo que Red Bull lo hace pensando en mejorar el género.

- ¿Qué le aconsejarías a alguien que quiere introducirse en esto?

Si quieres hacer esto y quieres improvisar, improvisa. No es más que eso. Improvisa de la forma más natural posible, no te agobies por el entorno ni por dónde quieres llegar, y céntrate en cultivar tu freestyle. Para mí no es entrenar, para mí es rapear porque quieres y te apetece. Eso es algo que nadie te va a quitar nunca.