Pocos fandoms son tan pasionales como los del K-pop. Entre los aficionados a la música coreana es muy normal agruparse para animar a sus artistas favoritos o conseguir objetivos que beneficien tanto a los cantantes como a sus seguidores. Y los de Blackpink son un buenísimo ejemplo de hasta dónde pueden llegar.

Los conocidos como Blink llevan tiempo reclamando noticias y novedades prometidas por el sello musical de la banda. Desde camiones con megafonía en la puerta de la productora a campañas coordinadas por redes sociales, los amantes de estas chicas han conseguido lo que se proponían.

 

El grupo tendrá un comeback escalonado entre junio y septiembre, mes en el que regresarán por todo lo alto con su primer álbum de estudio. YG Entertainment ha confirmado que tienen 10 canciones grabadas, y calcularon que necesitarían unos cuatro meses para lanzar este trabajo en condiciones óptimas.

 

Aunque la noticia es buena por tener ya un día marcado en el calendario, la decepción vino por el retraso de este trabajo. El sello musical dejó caer a principios de 2020 que este regreso se produciría mucho más temprano.

 

Las constantes peticiones online han conseguido que el comeback se produzca en tres partes: la primera con Sour Candy, la colaboración con Lady Gaga que se filtró hace meses como rumor y que ya está confirmada. El 20 de junio llegará el primer pre-lanzamiento de una canción, y una tercera llegará en julio o agosto, según explicó la discográfica.

 

La insistencia de estos movimientos organizados ha tenido a veces mala fama en redes sociales, por lo que hoy muchos miembros del Blink han matizado desde el principio de esta crisis que su enfado no es con Jisoo, Rosé, Lisa o Jennie, sino con las cabezas pensantes de YG Entertainment. Tanto es así que se ha popularizado un hashtag pidiendo respeto para las chicas por parte de la productora.

 

El cuarteto es probablemente uno de los más apreciados dentro del K-pop, gracias especialmente al exitazo de 'Kill This Love'. Con el regreso cada vez más cerca y su disco para justo el final del verano, vamos a seguir oyendo mucho hablar de ellas.