Flooxer Now » Muy Fan

Sigue la fiesta

El fiestón de la cuarentena es en casa de Ibai Llanos

El influencer no deja de arrasar en audiencias con sus locuras desde la mansión más cachonda de Twitch: piscinazos, rap japonés, barbas teñidas de rosa…

Ibai Llanos y Carlos 'Ocelote' Rodríguez, el propietario de G2 Esports

Getty Ibai Llanos y Carlos 'Ocelote' Rodríguez, el propietario de G2 Esports

Publicidad

Es difícil pensar en un sitio más divertido para pasar la cuarentena que la casa de Ibai Llanos. Nadie sabía muy bien qué iba a ser de su vida cuando firmó por G2 Esports junto a tres colegas, y muy probablemente tampoco él. “Que haga lo que quiera”, dijo Carlos ‘Ocelote’ Rodríguez, el propietario del club, sabiendo que si le daba carta blanca sus contenidos iban a molar mucho.

 

Gafadas a parte, el influencer suma cinco findes consecutivos marcándose directos colosales, y el de anoche no fue para menos. No tuvo ningún acompañante famoso ni organizó torneos benéficos, pero aun así supo entretener a sus cientos de miles de espectadores solo con su ingenio. Y le sobraba para llegar a muchos más.

 

Las chorradas que pasan por su cabeza, y cómo sabe plasmarlas después en retransmisiones o tuits, son el ejemplo perfecto de cómo se puede pasar de ser un chaval que comenta partidas en su casa a un líder de opinión tuitera. Y eso que él es bastante contenido a la hora de decir lo que piensa de verdad.

 

Los fines de semana siempre han sido especiales para él. Ya que no sale mucho, aprovecha para hacer lo que se le ocurre, y desde luego no se queda sin ideas. Ayer le dio por ver y comentar batallas de gallos japoneses, como buen aficionado al freestyle que es. Pero también repartió códigos de juegos, jugó al “café-japón” o acabó en el agua de su piscina en mitad de la madrugada.

 

Con la barba rosa y después de recitar el repertorio de Bad Bunny, está claro que el rincón que ocupa Ibai en el mundo es, ahora mismo, uno de los más divertidos para pasar el confinamiento. Y la suerte es que tiene cámaras para compartir su tiempo con los que quieran pasar un buen rato.

Publicidad