RÉCORD ABSOLUTO

Ibai pulveriza Twitch: todo lo que no viste de la Velada del Año 2

Te contamos cómo hemos conseguido en Flooxer Now hablar con Rubius, Bustamante, Auronplay, Axozer o PapiGavi en el mayor evento de la historia streamer a nivel mundial.

Barbe, Reven, Ibai y Agustín51, cuarteto en la alfombra roja

Barbe, Reven, Ibai y Agustín51, cuarteto en la alfombra roja Kosmos

Publicidad

Tres millones trescientos cincuenta y siete mil espectadores se juntaron ayer en el canal de Ibai Llanos en Twitch no con ganas de sangre sino de fiesta, y 14.000 más disfrutaron en directo de un espectáculo como jamás había sucedido en el sector. Como anunciamos hace unos días, nosotros fuimos testigos en vivo además de en directo. Es La Velada del Año, y casi del siglo.

Ya sospechábamos que lo de los centenares de youtubers iba en serio cuando en el tren de ida desde Madrid a Barcelona coincidimos en el asiento con Darío Eme Hache (tan contento, por cierto, del éxito de Sindy en las Uñas) y al parar el tren nos dimos cuenta que llevamos todo el rato detrás de nosotros a DJ Mario. Y eso solo en un vagón...

El Pabellón Olímpico de Badalona no veía un espectáculo semejante desde 1992, cuando Michael Jordan se llevó el oro con su Dream Team en aquellas olimpiadas, pero ni de lejos reunió a tantos talentos como Ibai en un sábado para el recuerdo.

 

Miles de personas sin entrada querían aun así ser partícipes de una reunión inédita en el mundo influencer, sorprendidos hasta ellos mismos. "No he visto una cosa así nunca", comentaba alguien relativamente nuevo como PapiGavi pero era la tónica general de los asistentes, vitoreados como estrellas de cine cuando llegaban al recinto. Axozer nos atendía con la misma simpatía que ha mostrado hasta ahora entre la audiencia, y en su condición de recién llegado flipó como el que más.

En el directo, el récord ha sido absoluto con el esperado combate de Momo vs. Viruzz, y una media de 2.422.151 millones de espectadores. Son datos de completa locura que convierten a La Velada del Año II en el streaming con más espectadores de la historia, pero es que en vivo fue mucho mejor.

 

"Dicen que alguna vez se llena esto, pero yo es la primera vez que lo veo así", nos decía Joan, uno de los guardias de seguridad que aseguraba que el aire estaba puesto en el estadio pese a hacer un agobiante calor dentro. Comprensible dado el ardor con el que los fans aplaudían cada guiño.

Cristinini y Jen Herranz iban despampanantes para acompañar un despliegue "de Hollywood", expresión que usó Ibai, Grefg, Illojuan y los muy queridos -pero muy discretos- Auronplay y Biyín.

Irina Isasia reía como si tuviera 15 años cuando Rubius salía a tomar el aire (dentro hacía MUCHO calor) y se acercaba traviesamente a la valla para hacerse selfis con los muchos fans que estaban fuera horas después de que todo empezara.

Mención aparte el buen rollo de Bustamante cuando bajó de su furgo: casi le faltaba ir bailando mientras daba abrazos casi hasta a los miembros de seguridad, consciente de que lo que iba a hacer era una fiesta. Estamos casi seguros de que el calor intenso dentro del estadio le hizo mella, porque ya se sorprendió de ello mucho antes del combate con Jägger.

En cuanto a los luchadores, inaccesibles todos. Llegaron horas antes de que se abrieran las puertas y permanecían fresquitos en los vestuarios, por donde no nos atrevimos a pasar porsiaca. Por el resto de sitios solo se veía gente con una alegría difícil de explicar, como Grefg haciéndose fotos sin parar, y sus chicos de Heretics (ByCalitos, Goorgo y Nil Ojeda) flipando en primera fila.

Todavía no hemos hablado de los cantantes y de verdad que se salieron, gracias en parte a un despliegue técnico loquísimo. Lo decimos tras ver a los Rolling Stones hace solo unas semanas y a mil artistas top el finde pasado: de verdad que lo que se curró la organización es como para "perder pasta", como aseguraba Ibai días antes de la Velada. Lástima que en el estadio hubiera zonas donde no se le oía.

La pasta la recuperó casi inmediatamente porque superó los 100.000 suscriptores la misma gran noche, en reconocimiento por haber unido a los más grandes bajo el mismo inmenso techo. Empezó Rels B, siguió la diminuta (en altura) Nicki Nicole, luego Duki, Quevedo y el rey absoluto de la noche: Bizarrap.

Parece mentira lo bien que se llevan todos y lo espectacular de cómo suena Biza en directo, con bases de Avicii que calentaron todavía más el pabellón. Absolutamente todo el mundo bailando y la gran mayoría gritando las canciones de un chaval que solo tiene 23 años y el mundo a sus pies. Ni BTS ni nada, este tío sí que sabe lo que hace.

Mucho más loco era el falso Bad Bunny que se coló en el photocall y que iba rodeado de cuatro guardaespaldas para dar verosimilitud (aunque acabó, al parecer, desalojado por la policía), y con el Ibai Fake que iba repartiendo memes ya ni te cuento.

"Si alguien se merece tener el récord de viewers, eres tú", dijo un muy honesto Grefg que vio superada por más de un millón de personas su anterior marca, cuando lo de su skin. El vasco, inaccesible para la prensa pero humilde con sus colegas lo dijo claro: "Ha sido en mi canal pero no es mérito mío. Gracias a la comunidad hispana por hacer este sueño posible. Historia".

Antena 3 » Muy Fan

Publicidad