Flooxer Now » Muy Fan

CÁMARA OCULTA

Ibai regala un coche a su padre: "Ha sido un desastre"

El vasco intenta sorprender a Javi Llanos pero le sale el tiro por la culata en una broma "improvisada" con el mejor de los finales.

Publicidad

Los que piensan que el entorno de Ibai vive en la abundancia y el lujo solo porque el streamer está forrado están bastante equivocados. Es cierto que de vez en cuando caen caprichos como ir a restaurantes top, pagar algunas facturas y similares, pero la familia Llanos sigue viviendo en el minúsculo piso donde el streamer se crió y conduciendo un vehículo "que contamina mucho".

"Mi padre tiene el mismo coche desde hace 19 años y es una puta mierda", anunciaba curiosamente antes de titular su stream como "le voy a regalar un Cupra a mi padre". Ibai adelantaba que iba a ser con una cámara oculta donde "no está nada preparado", algo que acabó siendo evidente a los pocos minutos de empezar a vacilar a Javi.

Así se llama el carismático patriarca de los Llanos (Ibai tiene un hermano pequeño), a quien conocimos por primera vez en el programa de Jordi Évole dedicado al streamer. Es cierto que antes se le había mencionado en bromas pesadas que Ibai compartía por redes, pero vérsele hablando de su hijo fue un privilegio de LaSexta.

El caso es que aprovechando que Luzu estaba por la casa de Koi, una confabulación formada por Reven, Barbe y el primo de Ibai empezó a gestarse de forma más bien ridícula. Intentaban convencer a Javi de que Ibai estaba muy "a la defensiva" últimamente, "irascible" y con una actitud "preocupante".

 

Su padre asentía dudando de todo, diciendo en ocasiones que "quizá lo de Koi" era el origen de todo, pero lo parco que era en palabras dejaba caer la sombra de la sospecha. Su intuición era buena, porque al pedir el móvil (que torpemente le habían quitado para evitar que se enterara de todo) lo primero que hizo fue meterse en el stream de Ibai y descubrir el pastel.

¿Resultado? Pues un Javi pletórico por estrenar un coche bastante majo, que curiosamente es de la misma marca que patrocina a Ibai. La broma podría haber salido mucho mejor con un poco de imaginación y planificación, pero oye, al padre le da un poco lo mismo porque se lleva un carraco igualmente, y la vergüenza ajena de verles fracasar en una cámara oculta también tuvo bastante gracia.

Publicidad