Flooxer Now » Muy Fan

LÍDER EN YOUTUBE

Jordi Wild bate su récord en directo: "He sobrevivido y no puedo estar más orgulloso"

El de Manresa da un recital de horas que casi acaba con su voz, pero se puso como número 1, 2 y 3 dentro de las tendencias de YouTube en un 'tour de force'. Literalmente.

"¿25 horas en directo? Sujétame el cubata"

"¿25 horas en directo? Sujétame el cubata" Hara Amorós / Fan Content

Publicidad

Que a Jordi Wild le gusta hablar no debería sorprender a nadie y menos perteneciendo a un gremio, el de los youtubers/streamers, que está tan especializado en lo de soltar monólogos a cámara. Sin embargo, la diferencia fundamental entre este veterano creador y la mayoría de sus camaradas es su capacidad de dialogar.

Pero si no tiene nadie delante tampoco te preocupes, Jordi sabe lo que se hace. Por ejemplo, sin plan para el finde que acabamos de despedir se plantó en su set y se dispuso a hacer una de esas cosas que pocos médicos recomiendan: un directo de 25 horas.

 

"Va a ser un Wild Project normal pero con sus cositas", prometía al principio de la emisión que cumplió religiosamente pese a ser agnóstico. "La dinámica de esta locura, de esta auténtica barbaridad de 25 horas ininterrumpidas, va a ser de lo más variada, ¡y hasta habrá un house tour!". Eso sí que es una novedad, por mucho que lo diga con vocecilla de influencer ñoña.

Tras 12 horas hablando sin parar, decidió hacer una pausa porque "si no YouTube me lo va a borrar, esto es así". La voz le empezaba a fallar en ese momento, con más de la mitad del esfuerzo por delante, pero confiaba de vez en cuando el peso de sus conversaciones en los numerosos invitados que pasaron por su casa.

 

Por cierto, casoplón sin nada que envidiar a Ibai y los suyos, con una parcela bien grande y bien cuidada donde le esperaba, por ejemplo, el periodista Jon Sistiaga. "¿Mucho sueño?", le preguntó tras 21 horas en directo. Respuesta: "Con muchas ganas, pero a lo mejor no me entero de nada".

De lo que sí se enteró bien es de que su esfuerzo se veía recompensado en tres tendencias nacionales dentro de YouTube, la plataforma de sus amores donde ocupó el podio completo. Oro, plata y bronce el sábado y el domingo, un triplete inédito en su historia para una retransmisión de récord.

En el último tramo, para mantenerse despierto, se hizo (perdón por las mayúsculas, pero la ocasión lo merece) un TATUAJE EN DIRECTO, por si acaso se le iba a olvidar la experiencia. Tal que así, ni de coña.

Publicidad