Desde su salto a la fama, Amaia se ha ganado el corazón de miles de seguidores con su estilo natural y sencillo tanto a la hora de cantar como de comportarsej. 'Nadie podría hacerlo' fue uno de sus primeros éxitos, y aunque no todo el mundo creía que sus canciones fueran el no va más, ella sí ha sido capaz de levantar una fiel legión de amaiers que la han acompañado contra viento y marea.

 

Los anteriores singles de la cantante, como un 'Un nuevo lugar' o 'El relámpago', no se convirtieron en los himnos que muchos esperaban. Pero el lanzamiento más reciente de la cantante navarra tiene toda la pinta de convertirse en un éxito.

Con un ritmillo clásico y hasta prescindiendo de estribillo, Amaia habla del tema más manido de la música (el desamor) desde un punto de vista muy original. El videoclip de 'Quedará en nuestra mente' la retrata en todo tipo de situaciones mientras intenta olvidar a una persona de la que estaba enamorada: un concurso de televisión, una huída en moto, un paseo por el campo?

 

¿De quién está hablando? ¿Quizá de su romance con Alfred? Lo cierto es que la canción no hace mención ni al género de la persona a la que se refiere, y se centra más en los sentimientos que experimenta después de acabar la historia de amor. Todo con un ambiente veraniego que no podía ser más apropiado para el lanzamiento del nuevo tema.

 

Amaia es una de las pocas artistas españolas que no utiliza las redes sociales para promocionar sus creaciones. De hecho, apenas ha publicado cuatro tuits desde agosto de 2018, uno de ellos un misterioso y simple "os leo". Su ausencia de esta red no ha impedido que las reacciones al videoclip se multipliquen, con un curioso detalle que ha dejado al principio de la canción y que está encendiendo Twitter.

 

En determinado momento del vídeo, se ve un número de teléfono que los fans se apresuraron a marcar. La mayor parte del tiempo comunica, pero si logras que descuelguen puedes escuchar a Amaia cantándote al oído en un mensaje grabado. Ídola total y un motivo más para que sus seguidores sigan amándola. ¿O deberíamos decir amaiándola?