Flooxer Now » Muy Fan

REGRESO A TWITCH

Melo Moreno arremete contra Xokas y Orslok: “los gilipollas no paran de decir cosas”

La youtuber vuelve a Twitch hartísima de las actitudes de los streamers más populares de la plataforma.

Melo, sin pelos en la lengua

@melo / Twitch Melo, sin pelos en la lengua

Publicidad

Melo Moreno ha regresado al garito de moda con muchísimas ganas de hablar y sin pelos en la lengua. Pese a estar algunos meses exiliada de Twitch, parece que los últimos acontecimientos han forzado su regreso y ha decidido opinar alto y claro. El título de su stream no dejaba lugar a dudas: “demasiado está pasando pa que me esté calladita”.

La youtuber ha reconsiderado su marcha porque cree que su presencia es, hoy más que nunca, necesaria en la plataforma: “Ya llego yo aquí. Persona no binaria, lesbiana, no normativa a crearme un huequito en esta plataforma tan extremadamente cishetero”.

El stream arrancó con la barbaridad que ha resonado en galaxias vecinas y que ha indignado a Melo y a media España. Lo de Naim Darrechi era como para comentarlo: “eres tremendo pedazo de gilipollas tío y a ver si te callas ya la puta boca niño”. Ahora sí, más ancha que larga, pudo seguir adelante con la retransmisión.

Melo no quiso pasar de puntillas sobre una de las polémicas que surgieron la semana pasada y que involucró a los creadores más potentes y famosos de nuestro panorama. Tras el crimen homófobo de Samuel Liz muchos optaron por el silencio y para ella tal conducta no tuvo justificación: “no me voy a callar, estoy hasta el coño”.

Tenía ganas de repartir y la cola de candidatos daba la vuelta a todo Twitch. Empezó por, nada más y nada menos, que el ElXokas: “es una persona que me parece muy tóxica”. El streamer enfureció a parte del colectivo LGTBI por no haberse pronunciado sobre el brutal homicidio: “no me jodas que no te habías enterado”.

¿Por qué nadie está usando el altavoz con la pedazo de injusticia que está ocurriendo?”, la pregunta que ocupaba la mente de la catalana también propició su cólera. Porque, al contrario de lo que pensó Xokas, no eran ataques personales, era un grito de ayuda del colectivo hacia los personajes con más repercusión del país.

El siguiente en recibir su reprimenda fue Orslok, que aunque lleva meses desaparecido de Twitch, es otro de los que arrasa en la gigante morada. La cosa empezó con un: “señores cisheteros la palabra ‘maricón’ es nuestra” y acabó con un: “y hay un streamer en concreto [...] que no paraba de repetirla, y su chat también [...] Espero que cuando vuelva no use más la palabra maricón”.

La presencia en Twitch de Melo puede significar un punto y aparte porque no piensa pasar ni una: “Estoy cansada de que aquí los gilipollas no paren de decir cosas y los que estamos sufriendo con toda esta mierda estemos aquí calladitos”. Por el momento, sus declaraciones parecen haber escocido y Orslok también se ha pronunciado en redes.

Las caras nuevas siempre serán bienvenidas a la red de streamings más importante del mundo, especialmente si aterrizan para hablar sin tapujos y dar renovadas opiniones sobre temas candentes. El debate es vital y necesario en un lugar con tantísima audiencia, veremos si la cosa no va a más.

Publicidad