Si octubre fue un mes delicado en sucesos k-poperos, noviembre no podía haber tenido peor comienzo. En los últimos días, una serie de fotos de un miembro de MONSTA X han circulado por las redes, y la discográfica de la banda asegura que son falsas.

El miembro en cuestión es Shownu, que supuestamente aparece en tres imágenes durmiendo sobre una cama en ropa interior y desnudo. Starship Entertainment asegura que son fotografías manipuladas digitalmente, y anuncia medidas legales contra los causantes.

 

"Hemos empezado a tomar medidas contra contenidos maliciosos, información falsa y acoso sexual sobre nuestros artistas", comienza el comunicado oficial de Starship Entertainment. "Hemos identificado a los autores de esta difamación, y sobre ellos caerá todo el peso de la justicia".

Además, aseguran que las fotos son falsas: "Las fotos manipuladas de Shownu se han distribuido a través de internet y redes sociales. Vamos a denunciar formalmente a la primera persona que subió estas imágenes, así como a todos aquellos que ayudaron a propagarlas".

Poca broma frente a un problema que ha causado gran estrés y preocupación entre los fans, pero sobre todo entre los artistas que han sufrido este tipo de ataques públicos. El más famoso de las últimas semanas fue el de Sulli, que según personas de su entorno estaba muy afectada por el acoso que sufría en redes.

Se da el caso de que MONSTA X se estaba recuperando del abandono voluntario de Wonho, que quiso apartarse de la banda por una serie de acusaciones de deudas, consumo de drogas y otras informaciones que, aún sin confirmar, provocaron una avalancha de noticias relacionadas. Los fans, como siempre, permanecieron al lado del artista, y cuatro días después de su retirada forzosa sigue siendo tendencia mundial en Twitter.