ROCK STAR

Nil Ojeda: persecución y acoso por una agobiante multitud durante su último directo

El streamer de la esfera de Team Heretics es el epicentro de una marea humana en busca de selfis, lo que dio lugar a persecuciones en coche y otras situaciones tensas.

Nil Ojeda entre xBuyer, Reven e Ibai

Nil Ojeda entre xBuyer, Reven e Ibai Kosmos

Publicidad

"La fama es peligrosa, su peso es ligero al principio, pero se hace cada vez más pesado el soportarlo y difícil de descargar", decía el poeta Hesíodo hace 25 siglos sin olerse lo que se venía en los tiempos de TikTok o Twitch. Nil Ojeda, influencer top pero todavía no top-top, sí lo sabe.

Es normal verle en eventos o incluso grabando en la calle mientras hace hueco para alguno de los fans, que le interrumpe durante lo que es su trabajo. Y no solo eso: él mismo invita a menudo a sus espectadores para que vayan a su encuentro, y de paso aparezcan en alguno de sus siempre originales vídeos. Sin embargo, ayer se le fue un poco de las manos...

En un stream IRL que tituló "Palencia: ¿mito o realidad?", el madrileño se grabó paseando en la capital de la provincia, algo que pareció ser un acontecimiento en la zona. Docenas de curiosos (no solo fans) se acercaron al lugar donde estaba comiendo para pedirle una foto o trollear su directo, hasta el punto de pedir que le dejaran "comer en paz".

Las imágenes que se ven en la retransmisión de Twitch son subjetivas, pero se puede apreciar cómo lo que al principio eran un puñado de chavales se convierten en más de 100, y eso siendo conservador. Siempre sonriente y comprensivo, Nil se dedicó a saludar a todas las personas que le requerían, pero hubo un momento en el que tuvo que cerrar la puerta de su coche huyendo de la multitud.

Ni por esas pudo librarse de los incondicionales: al menos tres vehículos cargados de seguidores (y sus padres) le siguieron por carretera, hasta que decidió parar y retratarse con ellos. "Es normal que pase esto", dice Illojuan condenando veladamente el suceso. "En otra situación o con otra persona esto no pasa así, o se corta el rollo, pero esto es puro show". ¿Soy yo o suena a pullita?

Ojeda llega a un nivel de fama suficiente como para haber lanzado un sabor de patatas fritas o ir de super VIP a Tomorrowland by the face. Se le nota hasta cierto punto cómodo con su popularidad, y prueba de ello son los tuits que ha subido bromeando con el asunto.

Olé por la paciencia de Nil y su capacidad para gestionar a la muchedumbre, ya que muchos no habrían sido capaces de lidiar con la situación de la misma manera (incluso instigándola, como podría haber hecho Ojeda). Buen resumen el de Ibai, quien comentó que las imágenes le daban "17 tipos de ansiedad distintas". Con todo, sería bueno recordar que el cielo de la fama no es muy grande, y cuantos más entren en él a menos tocan cada uno de ellos.

Antena 3 » Muy Fan

Publicidad