Quizá el nombre de Felix Arvid Ulf Kjellberg no te suene, pero si te decimos que en YouTube se hace llamar PewDiePie seguro que la cosa cambia. A punto de llegar a los cien millones de seguidores en la plataforma de vídeos, el sueco ha confirmado una feliz noticia: acaba de casarse.

 

"¡Nos hemos casado!" anunciaba PewDiePie, de 29 años, a través de un tuit. "No puedo estar más feliz, soy muy afortunado de poder compartir mi vida con esta mujer increíble". Se refiere a Marzia Bisognin, su pareja desde hace casi una década y que también se dedica a hacer vídeos para YouTube.

La pareja invitó hace tiempo a todos sus seguidores a la celebración, pero olvidaron el pequeño detalle de decir cuándo y dónde sería. El lugar escogido fue Kew Gardens, un espectacular jardín botánico situado en Londres. Se decidieron por esa ciudad porque desde hace unos años viven en Brighton, a pocos kilómetros de la capital británica. Ambos se mudaron a Inglaterra después de conocerse en 'el mundo real'.

Resulta que Marzia, de origen italiano, tiene amigos en común con PewDiePie, y uno de ellos le enseñó un vídeo del youtuber. Tras pasárselo en grande con los vídeos de Minecraft, ella le envió un mail donde confesaba que le hacía mucha gracia, y el resto es historia.

 

Ambos han forjado un imperio dentro de YouTube, y Marzia comenzó a subir vídeos de maquillaje, libros, moda o videojuegos. De hecho, su canal fue el que mayor número de suscriptores tuvo en Italia durante 2014. Sin embargo, el pasado octubre se mostró agotada y decidió retirar todo su contenido. "Lo hago por mi salud mental", declaró en redes sociales. Ahora mismo dirige su propia empresa de ropa y complementos: Tsuki.

PewDiePie, por su parte, es imparable en la plataforma de vídeos. Ha actualizado su canal a diario durante años, acumulando una fortuna que ronda los 20 millones de euros. Sin embargo, lleva una vida relativamente modesta con su ahora mujer y sus dos perritos, ya que en varias ocasiones ha confesado que no está en YouTube por dinero. Algo nos dice que tampoco le viene mal tener tanta pasta...

El caso es que habrá que ver cómo cambia la vida de una de las parejas creadoras de contenido más famosas del mundo. Lo que está claro es que, por ahora, no van a dejar de subir vídeos.