La censura ha sido un tema muy hablado (y criticado) en los últimos meses en Instagram. Varias influencers luchan día a día porque no se censuren ciertas fotos que, simplemente, muestran el cuerpo tal y como es. Melo ha sido y es una de las líderes en esta lucha: un pezón es un pezón, sea de hombre o mujer, ¿por qué debemos taparlo si es de esta última?

Sin embargo, ya lo dice el refrán: hecha la ley, hecha la trampa. Y si Instagram se empeña en censurar ciertas fotos y cuentas, existe alguien que decide crear un perfil erótico con la justa elegancia como para que esta red social ¡no se la cierre!

Esta cuenta de la que hablamos se llama Slimesunday y la verdad es que podríamos decir que existe sutileza en las fotos, mezclando cuerpos y manos con monumentos y naturaleza. Aunque la realidad es que no hace falta mucha imaginación para que nuestra mente vaya donde exactamente quieren los creadores que vaya...

Aunque también podemos encontrarnos otras publicaciones no tanto de contenido sexual pero sí relacionado con consumo. Vamos, una ida de olla total que ya suma más de 445.000 seguidores (y subiendo) gracias a las publicaciones con cierta creatividad, con un mensaje bastante claro, un poco de educación sexual y una cierta elegancia divertida.

Tenemos claro que cada foto tiene su historia y está trabajada de una manera que engancha. Lo difícil es saber si esta vez han pasado esa línea tan complicada de conocer entre la censura y la libertad de expresión o si Instagram considerará esto como una cuenta de contenido sexual y la acabará cerrando.

La cuenta también toca otros temas considerados tabú, como el uso de drogas o menciones gráficas a problemas mentales, pero sin posicionarse y simplemente como parte de su estrategia provocativa. Eso sí: como en el resto del mundo, lo que más vende son las imágenes de inspiración sexual. No hay más que ver el número de likes en las fotos.