Flooxer Now » Muy Fan

PERMA-BAN

¿Por qué han baneado a Markilokuras en Twitch?

El polémico streamer se despide definitivamente de la plataforma que le vio crecer como creador de contenido, en un nuevo episodio de su accidentada carrera.

El vídeo de la despedida de Marki

@markilokuras / YouTube El vídeo de la despedida de Marki

Publicidad

Entre los pezones de Instagram y los inocentes desnudos de Twitch, no se puede decir que corran buenos tiempos para la censura en redes sociales. Hasta streamers con tan buena reputación como TheGrefg o Ibai han sufrido en sus carnes severos castigos por enseñar un poco de -precisamente- carne, así que no nos extraña que en el caso de Markilokuras hayan aplicado la mano dura.

El creador de contenido es una eminencia en Fortnite: fue el jugador estrella de Team Heretics (club propiedad de TheGrefg), se juntaba (virtualmente) con la élite mundial de ese juego y estaba muy cerca del millón y medio de seguidores en Twitch, plataforma que ha cerrado su perfil para siempre.

"Me han baneado permanentemente porque en un directo de hace una semana salió un tío saltando a la comba desnudo, yo pensaba que era un edit y lo sigo pensando, pero fue por eso", explicaba visiblemente afectado en un vídeo en el que se despide oficialmente de lo que hasta ahora era su principal fuente de ingresos.

 

"Seguiré subiendo vídeos y ahora estaré más centrado en YouTube", añade, reconociendo que era la tercera vez que se saltaba las normas. En ocasiones anteriores fue por la "toxicidad e insultos" que desplegaba a discreción contra adversarios, pero ha tenido polémicas mucho más graves.

La más conocida es cuando en 2019 su madre entró en mitad de un directo para encender el aparato de aire acondicionado. Marcos perdió los nervios con la intrusión, insultando a la mujer gravemente para descargar su incomprensible ira sobre con un bate de béisbol sobre un saco hinchable de boxeo. Su madre, como los espectadores, no daban crédito.

Tras abandonar Heretics, el jugador se mudó a Alemania para seguir su carrera de pro en Fortnite. El primer día en aquel país le robaron 25.000 euros en equipamiento, además de hacerle un buen estropicio en el coche, un Ford Mustang.

 

Habrá que ver cómo se recupera de este hondo bache, aunque optimismo no le falta. "Quiero que sepáis que aunque me haya pasado todo esto y muchos estéis tristes, no quiero que lo estéis, este no es el fin coño", dice más relajado después de "desestresarse". "Todavía hay Marki para rato, ya sabéis que yo la vida me la paso en modo difícil y no sé cómo cambiarlo".

Publicidad