Flooxer Now » Muy Fan

REDES

¿Qué fue de ellas? Youtubers famosas que dejaron de serlo

¿Te acuerdas de ellas? Estas fueron las razones que les alejaron del foco mediático.

Chusita Fashion Fever

Tuiwok | YouTube Chusita Fashion Fever

Formaron parte de la primera generación de youtubers exitosa, jóvenes que subían vídeos y se grababan cuando casi nadie lo hacía, no cobraban por ello y supieron convertirlo en un negocio. Crearon formatos populares, experimentaron, consiguieron muchos seguidores y popularidad pero desaparecieron de pronto. ¿Te acuerdas de Chusita Fashion Fever e Inés Me Llaman?

Chusita Fashion Fever

Los primeros vídeos de Chusita se remontan a 2009. Fue una de las primeras youtubers españolas en tener éxito y pertenecía a la élite de J Pelirrojo, Roenlared o Rush Smith. La youtuber subía contenido de todo tipo: desde covers hasta contenido sexual.

“Para mí YouTube es algo bueno para mí y lo he perdido”, dijo en 2017 sobre su pérdida de rumbo en la plataforma y en el vídeo en el que decía querer volver a conectar, empezar de nuevo y retomar la ilusión.

Después de la publicación de ese vídeo (grabado en septiembre de 2017) tan solo subió tres más ese mes. Los siguientes ya son más espaciados en el tiempo: octubre de 2017, febrero, marzo y junio de 2018. Por último, en mayo de 2019, un anuncio.

En Instagram no publica desde diciembre de 2020, en TikTok tampoco y Twitter lo usa de vez en cuando. ¿El motivo? En mayo de 2019 Chusita quiso visibilizar su lucha contra la ansiedad y decidió tomarse un descanso de las redes sociales para desintoxicarse.

A pesar de su ausencia en redes, la youtuber sigue contando con 279.000 suscriptores en YouTube, más de 65.000 seguidores en Instagram y 129.000 en Twitter.

Inés me llaman

Con Inés pasó lo mismo. La joven, que por ese momento estudiaba Traducción, empezó en YouTube en 2010 y tuvo muchísimo éxito hasta que ocho años después desapareció de la noche a la mañana sin dar explicaciones.

Inés fue una de las primeras en grabarse probando comida extranjera, mostrando su reacción y dando su valoración, así como también fue pionera en pedir ropa a páginas chinas y probarla para que sus seguidores la vieran.

Inés subía vídeos con regularidad cada semana hasta que se empezó a sentir quemada, también por culpa de la ansiedad. Decidió entonces publicar un vídeo para anunciar que subiría vídeo con menos frecuencia. Desde ese comunicado subió tan solo un vídeo antes de decir adiós para siempre a la plataforma sin avisar a sus seguidores, el 26 de febrero de 2018.

 

Siguió publicando fotos de vez en cuando en Instagram hasta que en enero de 2019 subió una foto a modo de despedida para decirles a los que todavía se preocupan por ella que se encontraba “viva y super feliz” pero que ya no lo compartía en las redes sociales. “Espero que os quedéis más tranquilos con esta foto. ¡Os mando un besazo gigante!”

Inés sigue contando con 50.000 seguidores en Instagram y 326.000 suscriptores en YouTube.