JALEO EN TWITTER

¿Qué ha pasado en la última Japan Weekend Madrid?

La feria multitudinaria vuelve a Madrid con todos los elementos que la han hecho cita ineludible para los otakus de la capital, y también una cierta polémica en redes sociales.

Un cosplayer de Boo en la segunda Japan Weekend 2022 de Madrid

Un cosplayer de Boo en la segunda Japan Weekend 2022 de Madrid Flooxer Now

Publicidad

El fenómeno otaku está tan al alza que la Japan Weekend ha pasado en Madrid de tener un pabellón del recinto ferial IFEMA y una cita anual a cuatro pabellones y dos eventos en las mismas instalaciones. Decenas de miles de personas visitaban las tiendas (muchísimas), artistas, puestos de comida, actuaciones, stands de influencers del sector y marcas top relacionadas con la industria, pero es que mirar hacia los pasillos ya era suficiente para trasladarte a otro mundo.

"Yo miro más a los asistentes que a los puestos", decía Elena (39 años) paseando entre un espectro amplísimo de gente disfrazada. Desde curradísimos grupos de Ataque a los Titanes a un tipo que llevaba una katana de peluche y un cubo de KFC como casco, lo raro casi era no ir disfrazado.

Los que realmente sobresalían eran aquellos que se habían preparado la cita a conciencia: "Llevo seis meses haciéndome este cosplay, pidiendo piezas por internet y cosiendo", nos contaba una chica a la que se nos olvidó preguntar el nombre porque su traje de One Piece era increíble. Tanto como para pasarse por el escenario principal y desfilar en el concurso ante la admiración de por lo menos mil personas.

Justo antes de que saliéramos al evento corrían por redes sociales quejas indignadas sobre un "exceso de aforo", algo que no pudimos presenciar a nuestra llegada (17:30) pero sí escuchamos a varios asistentes yendo a los puestos de información para "poner una queja". Al ser preguntados por el tema, nos contestaron: "lo tenéis todo en Twitter".

Según testimonios de vigilantes y varios asistentes a los que preguntamos, el problema fue la entrada entre los pabellones 3 y 5. "Casi todo el aforo se concentró en el mismo sitio, y tuvimos que retirar expositores", nos dijo el responsable de un stand; "no había nada especial pero se hizo un tapón y hubo gente atrapada un rato", completaba otro grupo de chavales. Cuando nosotros llegamos, el acceso estaba controlado estrictamente para evitar que se repitiera el problema.

Cabe destacar la presencia de FEMM, un dúo de raperas y bailarinas japonesas cuya coreografía robótica hipnotizó a los que presenciaron su segmento, y la zona +18 para los que tengan curiosidad por las nuevas tendencias hentai. Una atrevida apuesta en una feria llena de familias, pero el acceso a ese sector también estaba muy controlado.

Ah, y si eres un clásico de los buenos, hasta novedades de Go Nagai (el creador de Mazinger) en formato manga y una espectacular selección de figuras originales (también un montón de copias que no le llegan a la suela) exclusivas para la feria.

Es verdad que los pabellones parecían un poco más vacíos de contenido que en la anterior edición (no hay en esta recreativas exóticas, por ejemplo), e incluso por esas lo de Japan Weekend sigue siendo una demostración de que el anime y el manga están, en España, en el mejor momento de su historia.

Antena 3 » Muy Fan

Publicidad