Si la semana pasada era objeto de multitud de críticas (en gran parte injustificadas) por su asistencia a una fiesta con bailarinas y tirarles dinero a las mismas, Rosalía ha vuelto a reivindicarse como icono feminista con una publicación en Twitter. Como casi todo lo que rodea a la de Sant Esteve de Sesrovires, no ha dejado indiferente a ningún seguidor.

 

Hay que estar bastante al día del argot norteamericano para saber de dónde viene la expresión "wack", pero no es raro que empiece a usarlo Rosalía después de pasar tanto tiempo entre colegas estadounidenses de alto standing. La expresión podría traducirse más o menos como "Si regañas a tu novia por no depilarse, eres un idiota".

Dirigido claramente a chicos, no sabemos si se refiere a un caso hipotético que le han contado o si bien ese tipo de cuestión la ha sufrido ella misma o alguien de su entorno. El caso es que condena la actitud de aquellos que se creen con derecho a decirle a su novia cómo llevar las zonas íntimas.

La afirmación de Rosalía ha contado con apoyos y críticas, no podía ser de otra manera con alguien de su alcance mediático. Curiosamente, una de las respuestas tiene una reflexión entre cachonda y loca de Bad Bunny, que le quitaba importancia a eso del pelo en los bajos, poniendo sobre la mesa que también los chicos también deberían cuidarse esa zona. Ah, y que si hay ganas, el vello es lo de menos.

 

Wack, por cierto, es una palabra muy de la calle en Estados Unidos, que significa diferentes cosas dependiendo del contexto. Su primer uso deriva de la forma correcta y más traviesa de escribir locura: Whack. También existe la forma 'whackjob', algo así como 'estar de la olla', y la adaptación 'Whacko', que va dirigida a varones. Las excentricidades de Michael Jackson, por ejemplo, le ganaron ese apodo entre sus detractores.