Flooxer Now » Muy Fan

100.000$ MÁS RICO

¿Quién es Ollie Gamerz? Todo sobre el ganador de los Squidcraft Games

El streamer revelación de la jornada es el ganador de los juegos del Calamar organizados por Auron. Pero de novato no tiene nada

Más o menos esta cara puso Ollie al ganar

@OllieGamerz / YouTube Más o menos esta cara puso Ollie al ganar

Publicidad

Viendo en una foto su aspecto aniñado, sus gafas a lo Harry Potter, y una actitud normalmente muy tranquila, nadie diría que Ollie Gamerz está camino de cumplir los 28 años. Es de esos chavales que le piden el carnet en los garitos mucho tiempo después de tener la edad obligatoria para entrar, y ahí donde le ves es el chico de moda tras una inteligentísima participación en los Squidcraft Games.

Murciano de nacimiento pero madrileño de adopción, al empezar los Juegos del Calamar en Minecraft se lamentaba que el evento coincidía con sus exámenes universitarios, pero tras meterse 100.000 dólares (88.600 euros) en apenas cuatro días de competición se podría decir que la inversión de tiempo merece la pena. Incluso si suspende alguna que otra asignatura.

No solo eso: en dos días ha ganado 11.000 seguidores en YouTube, 57.000 en Twitter y, agárrate, casi 400.000 seguidores en Twitch, cifras que ni Auron, Ibai y Rubius juntos. La demencial última ronda que acabó con las expectativas de Xokas le puso en el firmamento de las estrellas de Twitch, en un muy accidentado torneo que ha acabado ganando un 'desconocido', y superando sus expectativas más optimistas de suscriptores en varios órdenes de magnitud. Bombazo.

Lo de desconocido hay que ponerlo entre comillas porque Ollie (de nombre real Sergio Carbonell) lleva un rato largo haciendo sus pinitos como creador. A saber: una década en YouTube, con 106 millones de visualizaciones en sus vídeos, más 855.000 seguidores, no es algo al alcance de cualquiera, y eso que su foco actualmente está en la plataforma de Amazon.

Si empiezas a subir vídeos en 2011 no tienes más remedio que dedicarte a Minecraft, el juego ahora de Microsoft (qué raro) lanzado por aquella época y en cuya especialización aguantó Ollie hasta 2018. Fue entonces cuando se convirtió en un hacha en el nuevo juego de moda, Fortnite, y le abrió un universo nuevo de contactos y oportunidades laborales.

 

La más destacada: estrenarse como jugador profesional de esports en Mad Lions, el equipo propiedad de Vegetta y Willyrex. Poco tiempo después de su estreno en ese título acabó ganando el torneo oficial de Rubius, un hitazo que le consagró como uno de los grandes especialistas forniteros en España.

Pero como Minecraft es lo mismo que subir en bici (por eso de que no se olvida), los cuatro días de cuchillazos, asesinatos, encrucijadas y juegos mentales en Minecraft han sido, hasta cierto punto, un paseíto. ¿El premio? 100.000 suculentos pavos (que no PaVos) y un nuevo batallón de fans para seguir creciendo en el territorio Twitch. A disfrutarlos.

Publicidad