Agarraos porque la reina del tra-trá anda suelta con un arma nueva. Después de terminar el concierto que suponía el punto y final a la gira de 'El Mal Querer', Rosalía atendió en su camerino a todas las celebrities y amigos que acudieron al concierto.

Entre ellos se encontraba José Guirao, Ministro de Cultura y Deporte, con el que Rosalía vivió un momento de lo más embarazoso. Además, estuvieron disfrutando en la grada de canciones como ‘Malamente’, ‘Yo x Ti, Tu x Mi’ o ‘Brillo’ desde Mario Casas o Hiba Abouk hasta Pedro Almodóvar o Rossy de Palma. Esta última ha entablado mucha amistad con la cantante y participa en el capítulo 6 (clausura) del disco con un monólogo.

Rossy de Palma invitó al concierto a una serie de amigos entre los que se encontraba el diseñador Olivier Bernoux, que le hizo a Rosalía entrega de un regalo muy especial: un abanico rojo pasión del que cuelga una catarata de flecos.

Rosalía no puede evitar mostrar su cara de flipe máximo cuando recibe el regalo. En el vídeo se puede escuchar cómo alguien que no sale delante de la cámara sugiere que se lo deberían haber dado antes del concierto, a lo que la cantante catalana responde emocionada ante la idea: “¡Lo hubiese sacao, lo hubiese sacao!”

 

El abanico en cuestión se llama Fan ‘Diva’, está valorado en 490€ y se creó inspirado en "la diosa Rosalía".

Las caras de sorpresa de Rosalía continúan cuando Olivier Bernoux le comunica que tienen otro modelo con flecos de cuatro metros de largo: “¿¡Queeé?!” responde convirtiéndose casi en un meme. En el videoclip de 'Aute Cuture' ya pudimos ver a Rosalía desenfundar un abanico rojo, además de sus kilométricas uñas. ¿Utilizará su nuevo regalo en sus próximos proyectos?