Rosalía está pasando la cuarentena de la crisis sanitaria de la COVID-19 lejos de casa. A la cantante catalana este virus la ha pillado en Los Ángeles en plena grabación de lo que suponemos que será su próximo disco.

Cuando ya se había decretado el estado de alarma en España y antes de que saltaran todas las alertas en Estados Unidos, Rosalía mostraba tranquilamente cómo era su vida en L.A: se pasaba más de veinticuatro horas grabando y produciendo sus canciones en el estudio, iba al salón de peluquería a tratarse el cabello y continuaba haciéndose manicuras extravagantes, entre otras cosas.

Ahora la reina del Tra-trá parece que es más consciente de la situación por la que está atravesando el mundo entero con esta pandemia de coronavirus y hace días que publica en sus redes sociales mensajes como un emoji de una carita triste derramando una lagrimita o imágenes de los cuadros de Edward Hopper que reflejan el aislamiento que estamos viviendo.

 

 

Además, desde hace unos días la cantante de ‘Malamente’ pide a sus seguidores que tengan cuidado y que se pongan a salvo:

 

Sin embargo, lo que más ha llamado la atención es que Rosalía se ha aferrado a la religión en este momento de desesperación y de crisis. La joven de 26 años ha querido compartir con sus seguidores una oración para rezar juntos y pedir por todos aquellos que no están pasando por un buen momento:

 

No es la primera vez que la artista refleja sus creencias religiosas (el dios cristiano está muy presente en las letras de sus canciones como cuando dice ‘solo Dios puede juzgarme’ así como en las representaciones artísticas que giran en torno al disco de ‘El Mal Querer’). Con este ‘Padre Nuestro’ muchos de sus fans han visto en ella una especie figura divina (algunos la conciben como una diosa) y han creado estampitas con su cara como si se tratara de una santa.

 

 

 

 

 

Sin duda, la cantante se encuentra en un momento de reflexión y meditación, ya que también ha compartido una canción con tintes religiosos que le había recomendado uno de sus seguidores.

 

 

Además, para amenizar el aislamiento ha estado viendo el documental de Madonna en el que se destina una parte a hablar de la época espiritual que pasó la cantante de ‘Like a prayer’.