Flooxer Now » Muy Fan

Echando unas partidas

Rosalía, streamer de videojuegos por un día

La cantante ha dejado temporalmente de lado la música para relajarse con unas partidas a la Nintendo Mini. Y parece que sus uñas pueden haber sido un obstáculo para manejar el mando...

Rosalía en su concierto en el Wizink Center

EFE Rosalía en su concierto en el Wizink Center

Publicidad

Gracias a las entrevistas que ha dado en El Hormiguero o Lo de Évole, sabemos que la cuarentena ha pillado a Rosalía muy lejos de casa. Anda confinada en la residencia de su productora, pero desde allí está siendo capaz de avanzar arreglos para lo que será su próximo disco.

Hace unas semanas hasta dejó caer que ese nuevo trabajo se lanzará en julio, aunque habrá que ver si con todo el jaleo de coronavirus puede cumplir esa predicción. Y aunque sea una estrella planetaria, a ella también le pesa el confinamiento, como demostró la pasada madrugada en sus redes sociales.

 

Las respuestas a su tuit de "Dime en qué estás pensando" eran de todos los colores: desde kebabs a reflexiones filosóficas que solicitaban de la ayuda de la cantante, pero algunos hablaban de cómo estaban echando unas partidas a videojuegos, y parece que la situación encendió una bombilla en la cabeza de la catalana.

 

Después de publicar unas Stories en las que se la veía editando algo en el ordenador, Rosalía aparcó el proceso musical para echarse unas partidas, y compartió algunos fragmentos de las mismas.

 

No era a Valorant ni a ningún juego moderno, sino a una selección de clásicos de los ochenta que vienen incluidos en la Nintendo Mini. En su Instagram se la oye muerta de risa mientras intenta superar los niveles de títulos más viejos que el sol.

 

No es la primera vez que vemos a Rosalía relacionada con el mundo del gaming: hace unos meses ella misma le dio me gusta a un concepto de skin para Fortnite que la retrataba como un personaje del popular juego. Pero viendo a lo que juega ella, tiene toda la pinta de que le van los títulos más sencillotes.

 

Publicidad