Flooxer Now » Muy Fan

MÁS LOCO QUE JÄGGER

Solopsist: sin duda alguna, el perfil más perturbador de TikTok

No tenemos del todo claro si nos flipa o nos aterra, pero esa confusión nos encanta. Creo... mira no lo sé, echa un vistazo a esta perturbación en la Fuerza y me cuentas tú.

En serio, este tío está fatal de la cabeza

En serio, este tío está fatal de la cabeza solopsist / TikTok

Publicidad

¿Quién es solopsist en TikTok? En los perfiles que hacemos dentro de Flooxer Now hemos tocado un amplio abanico de géneros, personajillos o influencers tradicionales, pero ni el más loco de los creadores se acerca a este misterioso tiktoker. El bizarrismo de Mister Jägger parece el de una monja de clausura comparado con este tipo.

Solo sabemos que es norteamericano, que tiene una extraña obsesión con las cabinas telefónicas estadounidenses, y que entre toda su producción surrealista parece haber algún tipo de mensaje que se nos escapa.

El nombre en sí ya es una pista: el solipsismo es una "teoría filosófica que postula que la realidad externa solo es comprensible a través del yo, ya que este es la única realidad tangible, así como la imposibilidad de conocer la realidad objetiva, en caso de que esta fuera real, de manera consistente". Es la definición de la Wikipedia y algo que ilustra muy bien a este señor.

En algunos vídeos ha dejado ver que trabaja en el mundo del cine, teatro o televisión, y que sus reproducciones de cabinas son artesanales y hechas por él mismo. Incluso llega a explicar cómo 'nacen' las cabinas con un homenaje al Rey León que nadie vio venir, pidió o es capaz de apartar su mirada de él.

El flipe que lleva le ha costado una censura ligera por parte de la plataforma, ya que algunos vídeos requieren una certificación de edad para verlos. Es el juicio de TikTok, porque luego pinchas y es un tipo disparando un arma de mentira a un monigote en una casa en ruinas, mientras este cae en un colchón. ¿Te lo explicas? Yo tampoco.

El caso es que con un catálogo inclasificable de clips lleva 600 millones de visitas en solo un puñado de creaciones originales. Y hay que subrayar lo de originales: no hay nadie como él.

Eso de que llegue a una cabina de pega (pero muy bien hecha), saque lo que parecen unos canutos o petardos o vete a saber qué, y se los eche por encima a un pelícano bailongo es que no se le puede pasar por la cabeza a un ente sano. Quién sabe, lo mismo es un pionero ilustrado, tú échale un vistazo a su perfil y nos cuentas qué te parece.

Publicidad