Flooxer Now » Muy Fan

MONJA Y TIKTOKER

Sor Marta, la monja que se ha propuesto conquistar TikTok y YouTube

La religiosa Sor Marta ha querido compartir su día a día como monja y sus consejos a través de las redes sociales, y con ello está logrando una gran visibilidad.

Sor Marta, la monja que se ha propuesto conquistar TikTok y YouTube.

Sor Marta, la monja que se ha propuesto conquistar TikTok y YouTube. @marta_osb / TikTok

Publicidad

Las redes sociales están abiertas a todo tipo de creadores de contenido, y casos como el de Sor Marta demuestran que existe un público para todos aquellos que tengan algo interesante que contar. Gracias a YouTube y a TikTok, esta monja del Monasterio de Santa Cruz de Sahagún, en la provincia de León, cuenta cómo es el día a día de una mujer como ella.

Se podría pensar que una monja no tiene demasiadas cosas que publicar sobre su rutina, pero la curiosidad de los usuarios de las redes sociales por conocerla a ella y a sus razones para escoger este estilo de vida ha llevado a que le lleguen infinidad de preguntas. Sus respuestas a las mismas logran alcanzar una enorme visibilidad, sobre todo en TikTok, donde se está convirtiendo en toda una estrella.

Su actividad en TikTok es de lo más frenética, ya que aprovecha los pequeños descansos que tiene durante la preparación de sus pedidos para responder las preguntas de sus seguidores. Puede llegar a subir varios vídeos al día, y que estos acumulen decenas o incluso cientos de miles de visualizaciones. ¡Apenas le da tiempo a responder a todas las dudas!

Apenas lleva un mes subiendo contenido, pero Sor Marta apunta maneras en la plataforma. Donde lleva mucho más tiempo publicando vídeos es en YouTube, el lugar en el que ha ido narrando gran parte de los acontecimientos que le han tocado vivir como parte de la comunidad de su monasterio.

 

Como una de las miembros más jóvenes del Monasterio de Santa Cruz, Sor Marta se ha encargado de modernizar la forma en la que el resto de la sociedad interactúa con las monjas. Seguro que gracias a ello ha conseguido vender una buena cantidad de cremas, velas y dulces. ¡Quién iba a decir que los primeros pasos de una monja en TikTok pudiesen dar para tanto!

Publicidad