Paula Gonu ha sorprendido con un vídeo que rompe radicalmente con el tipo de contenido al que nos tiene acostumbrados. La youtuber que promueve el body positive y el buenrollismo a base de mambo, reggaeton y perreo hasta abajo, ha aprovechado el Adviento PG de este año para hacer algo diferente: una declaración de amor a su familia.

Un vídeo que ya había avisado que sería emotivo. Después de grabarlo comentó por las stories de Instagram que había llorado muchísimo y que le había parecido súper bonito porque les había escrito una carta a sus padres. Además, esperaba que la edición, aunque exprés, debido a las prisas que supone subir un vídeo diario, acompañara al vídeo para que saliera todo redondo.

Hasta ahí podríamos esperar un vídeo “pasteloso” y cuqui de muestras de amor por navidad. Sin embargo, lo que no podíamos saber es que Paula Gonu les había preparado a sus padres un regalo inesperado: una reforma sorpresa del salón de su casa porque “nunca habían tenido tiempo de decorarlo bonito y bien”. Aunque este regalo va mucho más allá de lo material, ya que cuando un hijo se independiza y se va de casa supone un palo para los padres, una “ruptura” de esas raíces que te mantienen unido al tronco de tu familia.

La sorpresa la ha acompañado de una carta donde les recuerda lo mucho que les quiere y de todos los recuerdos que guarda en el antiguo salón de su hogar: “Voy a hacer ese esfuerzo que nunca hago para exteriorizar muchas cosas que me guardo dentro”.

Y si a la excitación de enseñar la nueva decoración y la lectura con voz en off de la carta se suma el montaje con vídeos caseros de Paula cuando era pequeña junto a su hermano y a su familia se crea un cóctel molotov de emociones que nos hace darnos cuenta de cuántas cosas pueden encerrar cuatro paredes y claro, la llorera es inevitable.

El vídeo se ha llenado de comentarios como “espero no ser la única que se ha puesto a llorar”, “pásame el papel para los mocos” o “me ha llegado al corazón”.