Flooxer Now » Muy Fan

GUERRA EN STREAM

Tortilland día 4: Biyin arrasa en audiencias y Auron en trolleos

La ficción de Minecraft sigue sumando éxitos en una serie que no tiene rival en Twitch.

Biyin tuvo el mejor estreno en Twitch España

Biyin / Twitch Biyin tuvo el mejor estreno en Twitch España

Publicidad

Fue la streamer española con mejor estreno y ayer tuvo otro gran día en Twitch, y eso que es plata en número de seguidores en el territorio de creadoras nacionales. Hablamos de Biyín, que se nota que ha repuesto fuerzas en sus intensas vacaciones después de triunfar una vez más gracias a Tortillaland.

El invento de Auronplay le ha venido de lujo a la gallega, que se coló en el top de retransmisiones más vistas en una serie que no deja de darle alegrías. Los fans, encantados, y ella agradecida por la acogida que está teniendo su roleo.

 

Fue precisamente su pareja el que hizo (un día más) récord de visitas en su canal, pero el hecho de que él comenzara todo le ha llenado de orgullo. Pocas veces le vemos sacar pecho con total sinceridad: "Sé que soy pesado pero estoy muy orgulloso de TortillaLand", y se compromete "a hacer algo que recordéis siempre con mucho cariño".

El catalán está aprovechando sus privilegios de administrador para volver locos a otros participantes. Ibai, por ejemplo, no sabía de dónde venía una voz irreconocible que parecía haber poseído su casa, por no mencionar los rumores falsos que está malmetiendo el organizador de todo esto como marca de la casa.

Dentro de la "panda de psicópatas" que habitan los servidores de la serie, el que tampoco se puede quejar es Luzu. Lleva cuatro días seguidos multiplicando sus números habituales, y eso que es de los más 'sanos' dentro del nutrido grupo de participantes.

Desde el perfil oficial de Tortillaland han avisado que ya están solucionando los típicos problemas técnicos y cambiando algunas características del juego para que todo vaya más fluido. Será desde el punto de vista de servidores y tal, porque lo que queda claro según pasan los días es que en Tortillaland cuanto más descontrol, mejor funcionan las cosas.

Publicidad