Puede que te lo hayas planteado alguna vez, o puede que este tema ni siquiera haya pasado por tu cabeza, pero te aseguramos que tiene resultado. Un estudio que acaba de publicar la Universidad de Zurich reconoce que los emoji transmiten de manera muy sencilla información afectiva entre las parejas, y utilizarlos bien tiene efectos positivos en las conexiones íntimas.

Y es que claro, cuando no se usaban tanto los teléfonos, podíamos fiarnos del lenguaje corporal para saber si le molabas a alguien en clase, en una fiesta o entre miraditas de colegas. A día de hoy, comunicarse bien por el móvil es tan esencial como respirar.

La investigación de la Universidad de Zurich es muy clara: "El uso de emoji juega un papel importante en el envío y recepción de mensajes sexualmente sugestivos". De las 700 personas que participaron en el estudio, la mitad afirmó que usaba emojis para iniciar una charla subidita de tono. Entre los más utilizados y que no tienen forma de cara están el de la lengua, la berenjena y las gotas de sudor, mientras que en el lado 'humano' están la media sonrisa, el guiño y el beso con un corazón flotando al lado.

O sea que sí, los emojis pueden hacer algo por ti más que sacarte una sonrisa y echarte una mano cuando te quedas sin palabra, ¡lo dice la ciencia! Y dirás: ‘Sí, claro, ¿cómo se hace eso?’ Pues te damos unos sencillos trucos para que en solo tres pasos tengas claro cómo hacer uso de ellos para este fin. ¡A por ello!

Emojis | Pixabay

1.- No ser demasiado explícito

Si va a ser la primera vez que busques este fin con una persona, aléjate de cosas brutas y ve más por algo diplomático. Así, si no le va el rollo o no le gusta, no te costará echar marcha atrás. Prueba con un melocotón (suele simular el culo) afirmando que lo tienes muy duro. Es prácticamente imposible que no suelte una carcajada y te siga la bola.

2.- Buscar siempre la broma

La broma es fundamental en este tipo de uso de los emojis. Por ejemplo, puedes preguntarle a tu objetivo de qué suele comer la ensalada. Tu respuesta tiene que ser que a ti la que más te gusta es la de zanahoria, berenjena, calabacín... y nabo (utiliza el icono que está justo debajo de la patata para simularlo). Como seguramente la otra parte no sepa qué es, te preguntará qué significa ese alimento. Ahí ya tu imaginación y tu simpatía deben esforzarse por crear buen ambiente explicándole la respuesta.

3.- Jugar siempre con ellos

Otra de las mejores maneras es proponerle a tu crush jugar a adivinar canciones con solo emotis. Deja siempre q empiece la otra parte y cuando llegue tu turno, apuesta por la mítica ‘Hoy es noche de sexo’. ¿Cómo? Muy sencillo: Un calendario, una luna, una cama, una mano con el signo de OK y un dedo señalando hacia dentro del agujerito que forma la otra mano. Cuando lo adivine, suéltale que eso no era una canción, sino una proposición. ¡Solo por haberlo dicho con emojis fijo que le sacas una sonrisa!