No hay una edad exacta para comenzar esta práctica, pero está estimado que los chicos comienzan a los ocho o nueve años y las chicas a los doce. La masturbación está perfectamente normalizada en la sociedad, y es que liberar tensiones y tener un orgasmo es una fuente de beneficios para tu cuerpo. Bien sea a solas o con tu pareja, masturbarse es la mejor manera de descubrir el cuerpo.

Si descubres qué te gusta (ritmos, movimientos, caricias…) te será mucho más fácil tener unas relaciones sexuales satisfactorias. ¿Son todo ventajas? ¡Pues casi podríamos decir que sí! Pero no hay que olvidar que también existen ‘contras’ que debes conocer antes de darte amor a ti mismo.

1.- El sexo tiene mayores beneficios para la salud

Aunque se produzca un orgasmo similar al de las relaciones sexuales, la presión arterial, el ritmo cardiaco y las sensaciones que se experimentan en la masturbación son diferentes a la del coito. Eso demuestran varios estudios clínicos que se limitan a constatar estas diferencias, pero no aclaran las razones por las que esto sucede, que siguen siendo un misterio. Aun así no tiene nada de malo, simplemente que es una versión reducida de beneficios para tu body.

2.- Tiene riesgos

En el caso de las chicas vienen más por la posibilidad de que al introducir algún objeto en la vagina, ésta sufra daños o llegue a quedarse dentro. ¡Fliparías si vieras toda la gente a la que le pasa! En el caso de los chicos el riesgo viene al hacerlo con demasiada fuerza, puede provocar una fractura muy desagradable.

Masturbación | iStock

3.- No hay una forma correcta de hacerlo

Muchas personas se plantean si su forma de masturbarse es la correcta, sobre todo al iniciarse en la práctica. Y la respuesta siempre es sí. No hay una manera determinada para hacerlo, cada uno tiene que seguir sus instintos y hacer lo que realmente le proporcione placer.

Eso sí, lo que no es correcto es hacerlo tantas veces al día que te perjudique a la hora de realizar otras actividades. Si notas que prefieres masturbarte a hacer cosas con tus colegas, leer, mantener tiempo de ocio… ándate con ojo, porque puede convertirse en una adicción.

4.- Que tu chico se masturbe no significa que esté mal contigo

El mayor mito sobre la masturbación masculina es que se trate de un reflejo de que las cosas no van bien en una relación. Muchos chicos se masturban, muchísimos, y lo hacen cuando están solteros, en una buena relación o en una mala. Es simplemente algo que hacen y que no tiene nada que ver con sus parejas. Se trata de una rutina que algunos repiten antes de dormir, en momentos de estrés para relajarse o para aclarar las ideas.