Te puede encantar la playa para tomar el sol, bañarte o escuchar música, pero seamos sinceros: todo se vuelve más divertido cuando hay humor de por medio. ¿Eres de esas personas que se pasa días riéndose recordando una broma? ¿Te encanta tender trampas a tus amigos o familia? Entonces sigue leyendo, porque con estas bromas te lo vas a pasar bien y carcajadas vas a tener para rato.

Haz que se levante de la toalla

La broma pesada para hacer que alguien que está haciendo topless se levante de la toalla no la hemos inventado nosotros. Existen diferentes bromas/sustos para hacerlo y aquí te vamos a dejar uno buenísimo. Se trata de coger un bicho de plástico (de estos que puedes comprar en cualquier tienda) y atarlo a un hilo transparente. Debes esconderlo y enterrarlo un poco bajo la toalla. Cuando menos se lo espere, desde lejos, empezar a tirar de él para moverlo… ¿Te puedes imaginar el susto que se va a pegar cuando lo vea aparecer por debajo de la toalla? Ya nos estamos partiendo de la risa de pensarlo.

Coloca la trampa en la arena

Lo de cavar agujeros en la arena lo tenemos más que trillado desde que éramos pequeños pero, ¿y si lo convirtiéramos en una broma para todo el que pase? La cosa es la siguiente: cavamos un pequeño agujero (no queremos tampoco que la gente se rompa el pie), lo disimulamos y fijamos el objetivo en la que será nuestra víctima. Con esta broma necesitamos gente que haga de público para que, cuando meta el pie, todo el mundo se levante a aplaudir y jalear.

Cuidado con el cubo de agua

Aquí tú serás el loco o loca de la playa. Solo tienes que ir corriendo con un cubo de agua... ¡vacío! La idea es que tus víctimas se piensen que está lleno y que tú hagas como que los vas a empapar. Ve corriendo hacia ellos con el cubo y cuando se cubran para recibir el agua verán que no hay nada. Pobres inocentes…

La marca del sol perfecta

Tumbarse al sol y dormirse una buena siesta es algo tan normal como mojarse los pies, pero ¿y si fuéramos un poco más allá y dejáramos una huella de nuestra broma para todo el verano? Escoge a tu víctima dormida y colócale con cuidado algo en la espalda, el brazo o el estómago. Seguirá tomando el sol como si nada pero le quedará la marca de lo que le dejemos, destacando sobre su moreno playero. ¡Ja, ja, ja ja!

Pringue de espuma mientras duerme

Para esta broma solo necesitaras un poco de espuma de afeitar y mucho cuidado. Mientras tu víctima duerme, coloca un poco de espuma de afeitar en su mano (si lo haces muy despacio no se enterará). Después solo tienes que hacer cosquillas muy, muy suaves en la cara, y esperar a que se rasque. ¡Empieza el show!