Los videojuegos y la religión no son conceptos que peguen mucho. Ha habido algún intento oscuro de mezclarlos, como Dante's Inferno, pero pocos han tenido el éxito y reconocimiento de Blasphemous. Se trata de un título desarrollado por The Game Kitchen, un estudio sevillano que ha sacado la inspiración ni más ni menos que de la tradición de la Semana Santa o de Goya y que está arrasando en medio mundo.

Ambientado en una Andalucía con toques fantásticos a lo Juego de Tronos o El Señor de los Anillos, los nazarenos y monumentos típicos de Sevilla son elementos fundamentales en la historia de El Penitente. Es el protagonista de la historia, y pocas veces verás un videojuego cuyo personaje principal sea un capuchino vengador.

 

Blasphemous no tiene nada que ver con otros juegos que lo están petando ahora mismo, como FIFA o Fortnite, sino que recupera el estilo de los clásicos de consolas de los noventa. Aun así se está convirtiendo en un éxito en PC y Nintendo Switch, y dentro de nada también estará disponible en PS4 y Xbox One.

Eso de imitar a los cartuchos de Super Nintendo es seguramente parte de su éxito en ventas, pero hay que reconocer que la originalidad también juega a su favor. Porque vamos a ver: ¿en qué otro título puedes zurrarle a una de las meninas de Goya o luchar contra un personaje que te ataca con versos de Lola Flores?

Financiado a través de donaciones de usuarios -método conocido como crowdfunding-, Blasphemous recaudó 275.000 euros y tardó tres años en estar terminado. Ahora, con un capirote por bandera y la mezcla más loca de la tradición religiosa española, está listo para conquistar las consolas. ¡Y pensaban que Rosalía era transgresora!