Que el panorama youtuber español es casi-casi una piña unida y feliz queda muy patente en Karmaland, la serie revelación de la plataforma de vídeos que lleva unos meses arrasando en visualizaciones. Sin argumento, sin reglas y sin rubor alguno, los participantes son todos creadores de contenido top que improvisan una serie desenfadada, cuyo único objetivo es el cachondeo. Aunque hay usuarios que no se lo toman de la misma manera...

 

Con Rubius de testigo presencial y en mitad de un episodio en directo de Karmaland, Mangel pidió matrimonio a Lolito en una mansión dentro de Minecraft. El experto en Fortnite se lo pensó un poco, pero era solo para darle emoción: gritó un sí que casi le revienta los tímpanos. Ninguno de los vídeos del youtuber relacionado con esta serie baja del medio millón de visualizaciones, lo que demuestra que sus movimientos en este mundillo levantan mucha expectación.

 

La parte negativa de todo esto llega cuando los comentarios a los vídeos van a herir los sentimientos, y es precisamente lo que han conseguido en la boda frustrada. Un grupo de usuarios ha criticado el enlace ficticio con todo tipo de insultos, y el número de los mismos ha sido lo suficientemente alto como para que Mangel publique unos cuantos tuits lamentándose por la situación.

 

La candidatura de Mangel a la alcaldía de esta ciudad ficticia también se unió a las críticas de gente que, según el creador de contenido, se toma "demasiado en serio" el juego.

 

El enfado que ha compartido por redes empaña un logro de Mangel, que acaba de conseguir los seis millones de seguidores en YouTube y se acerca a la misma cifra en Twitter. Ojalá se le pase pronto y volvamos a verle pletórico por las tierras de Karmaland. Y oye, si quiere casarse con Lolito, que avise y mandamos una unidad móvil para cubrir el evento. Una boda de ese calibre ya adelantamos que tendría más repercusión que la de Pilar Rubio y Sergio Ramos.