Por poco que andes en Twitter y te guste el tema youtubers, seguro que alguna vez has oído hablar de Dalas Review. Es uno de los creadores de contenido españoles con más seguidores, un poco por delante de Wismichu y muy por encima de clásicos como Mangel o fenómenos como Lolito.

Rozando los 10 millones de seguidores en su canal principal, el canario se ha ganado un hueco entre los 20 youtubers más relevantes en nuestro país, aunque algunas polémicas y las temáticas de sus vídeos le separan bastante de la comunidad que forman ElRubius, WillyRex y otros streamers de la élite.

Dalas no tiene pelos en la lengua, y al parecer fue hasta candidato para entrar en Karmaland. Según él mismo explicó en un vídeo muy comentado, sus conflictos pasados y presentes con miembros de ese elitista barrio de Minecraft hicieron imposible su entrada en la loca serie.

 

"La mayor incógnita del siglo XXI es... ¿por qué Dalasito no está en Karmaland?", contaba con mucha ironía en el vídeo donde comentaba las razones. En el vídeo aclara que en su canal secundario, dedicado a videojuegos, llevaba mucho tiempo jugando a Minecraft, y que se acercó a Vegetta 777 para ver si sería posible participar en la vida del pueblo youtuber.

El caso es que llega a la conclusión de que incluso llevándose bien con algunos participantes como AuronPlay o Vegetta, estos tienen miedo de que entre en la comunidad porque se lleva muy mal con ElRubius, WillyRex o incluso Ibai Llanos. Pero eso no le ha desanimado para entrar en Karmaland, y ayer se estrenaba en la plataforma... más o menos.

 

Dalasito fue anunciando durante la tarde de ayer que iba a participar por primera vez en la serie, ni más ni menos que de la mano de Vegetta. Y para 'demostrarlo', enseñaba hasta tuits que acreditaban que entre ellos hay una estrecha relación. El problema es que los mensajes en cuestión eran de 2017, con lo que algo empezaba a oler regular.

 

La sospecha se aclaró cuando empezó la retransmisión y posterior vídeo de su participación en Karmaland. El supuesto Vegetta estaba muteado por un "problema técnico", que no era otro que se le había caído un refresco encima del micro, como en el meme suyo que circulaba hace tiempo. Curiosamente, el auténtico Vegetta pudo hablar con normalidad en una retransmisión posterior, en la que no hizo mención a su vídeo con Dalas.

 

"Para todos aquellos envidiosos que decían que nunca iba a estar en Karmaland, aquí está mi primer episodio con Vegetta", comienza el más que peculiar vídeo. La insistencia de Dalas en asegurar que el que le acompaña es Vegetta lo hacen todavía más sospechoso, si bien sería un grandísimo giro de guión que al final el emoticono muteado fuera en realidad el youtuber detrás de Karmaland. En cualquier caso, no sé Rick... parece falso.