Ibai nos avisaba hace unos meses que 2020 iba a ser muy especial, que preparaba cosas muy bestias y que se avecinaba una nueva vida para él. Lo que sonaba a propósitos de nuevo año de esos que hace todo el mundo se ha traducido en un espectáculo completamente inesperado para sus seguidores.

Primero fue la inauguración de la “Creators’ House”, pagada con dinero de G2 Esports y que junta en el mismo casoplón a cuatro amigos inseparables haciendo lo que insinúa la etiqueta: creando contenido.

 

Lo que no esperábamos (y probablemente ellos tampoco) es el éxito arrollador que han ido cosechando desde su debut como influencers: han tenido una canción con Lory Money, han tenido un impacto espectacular en redes sociales y ayer mismo convencieron a jugadores del Manchester United para echar unas partidas online.

 

El juego elegido fue el Fortnite, y los futbolistas no son unos cualquiera: Nicolás Otamendi, Aymeric Laporte y el Kun Agüero. La historia empezó cuando Llanos hizo una apuesta por Twitter: si el Real Madrid perdía ante el Manchester City en la ida de octavos de final en Champions, haría un streaming de 24 horas.

 

Fue Laporte el que respondió deseándole suerte, y ahí comenzaron unas negociaciones para que jugaran juntos online.

 

Laporte convenció a Otamendi y Agüero, compañeros de club y estrellas de la selección argentina. Los seguidores de Ibai estaban atónitos frente al logro, y las partidas no defraudaron más por el contenido de las conversaciones que por la puntería de sus protagonistas.

 

Laporte y Llanos hicieron equipo, dejando piques antológicos por parte del vasco cuando el francés cometía algún error: "Esos errores Laporte nos cuentan partidos. Nos cuentan partidos, Laporte. Luego, que por qué estamos a 22 puntos del Liverpool, te pillan en la rampa..."

 

Las audiencias, claro, acompañaron al vasco de forma espectacular, que poco a poco se está convirtiendo en una referencia del entretenimiento. Con él, el cachondeo está garantizado.