Flooxer Now » Gaming

Lucha en Minecraft

Ibai auncia ‘Cutreland’, la versión low cost de Karmaland

El influencer vasco quiere hacer la competencia a los youtubers de Minecraft organizando un pueblo “con menos followers y carisma”. Si él está metido, de carisma no va a ir corto.

Ibai Llanos, en una imagen promocional de su documental

Domino's Pizza Ibai Llanos, en una imagen promocional de su documental

Publicidad

Ni los propios miembros de Karmaland se creen el éxito que esta temporada está teniendo entre los usuarios. Un fenómeno de YouTube que ha tenido sus momentos tristes (Lolito), sus fiestones (Luzu) y sus episodios explosivos (ElRubius), pero quizá se note la necesidad de algo de sangre nueva.

Tranquilos, que ya hay un proyecto revolucionario en marcha y el que lo trae se llama Ibai Llanos. La imparable celebrity de las redes ha tenido un momento de inspiración brillante y la pasada madrugada preguntó a sus seguidores qué les parecería tener una versión low cost de Karmaland.

 

La descripción de esta locura no deja mucho pie a la imaginación: en palabras de Ibai sería “como Karlamand pero en cutre, menos carisma y menos followers”. Por si había duda en los participantes, serían los compañeros de casa de Llanos, lo que se conoce como la G2 Creators’ House: “Cuatro casas a lo Harry Potter, un rey en cada equipo y el objetivo es el trono de cubos”.

 

Imaginar a Ibai con Ander, Reven y BarbeQ y cada uno con su propia casa a lo Gryffindor ya es la risa, sobre todo porque llevan un tiempo echándose partidas a Minecraft solo por el placer de tirarse trastos y ponerse zancadillas amistosas los unos a los otros. El más torpe del cuarteto es precisamente Llanos, que ha subido vídeos con los problemas que le causa Minecraft en sus retransmisiones.

 

De hecho, uno de los tuits más celebrados del influencer en lo que va de año fue expresando sus ganas de participar en el Karmaland original. Las ganas eran sobre todo las de dar una paliza virtual a AuronPlay, que aceptó encantado el desafío con su habitual descaro.

 

Lo que hace unos meses era una provocación buenrollera sin más está muy cerca de convertirse en realidad. Y no solo eso; si Ibai comienza su propia serie, ya te avisamos que va a ser un cachondeo.