Aunque a él le gusta que lo escriban como LOLiTO FDEZ, cuando estamos en un medio escrito poner un nombre en mayúsculas parece que estamos gritando enfadados, así que mejor nos referiremos al protagonista de este artículo como Lolito. Así es como media España y parte del extranjero conoce a Manuel Fernández: estrella de YouTube y Twitch, accionista de clubes de deportes electrónicos y experto reconocido en Fortnite. El mismo juego que le llevó a la fama y del que ahora reniega en mayúsculas (enfadado, vamos).

 

El caso es que el battle royale está de actualidad por un tema que no le debe gustar mucho a sus creadores. Resulta que Lolito ha explotado en redes sobre los cambios que ha ido sufriendo en las últimas semanas el juego. Para empezar, la inclusión de un robot de varios metros de altura que al principio todo el mundo aceptó sin problemas. Estos llegaron más tarde, cuando los jugadores se dieron cuenta de que era un vehículo demasiado fuerte.

Epic Games con el tiempo rectificó, escuchando a la comunidad sobre las quejas de este añadido. Pero la cosa ha vuelto a empeorar cuando decidieron implementar un sistema conocido como construcción turbo. Se trata de una ayuda para los usuarios menos hábiles que permite realizar construcciones mucho más rápido de lo habitual, algo que solo conseguían los mejores jugadores después de mucha práctica.

La novedad ha hecho que los usuarios avanzados de Fortnite, entre ellos muchos youtubers, se quejen por redes sociales. El más duro ha sido Lolito, y como Twitter se le quedaba corto ha publicado una nota en Twitlonger donde analiza la situación: "Como no se den cuenta en este paso que acaban de dar, no voy a invertir ni un segundo más en Fortnite, me buscaré otro juego y me lo seguiré pasando bien".

Con cerca de 800 mil seguidores en la red del pajarillo, su opinión desde luego cuenta sabiendo que la mayoría de followers le dan a Fortnite. "Me alejaré de la compañía a la que le importa una mierda la opinión de sus jugadores y el esfuerzo que hacen para mejorar día a día". ¿Te parece poco? Pues mira su despedida: "Si no rectifican para mí Fortnite está muerto".

 

Por suerte para Fortnite, parece que los responsables han tomado nota y han empezado a cambiar algunas cosas. Entre ellas, la eliminación de una escopeta que también escamaba al streamer andaluz, que parece haber recuperado un poco de fe en el battle royale. Por ahora.