Flooxer Now » Gaming

Más "messy" que Messi

El ridículo de Ibai al saludar a Messi

¿Te has cruzado alguna vez con un famoso? ¿Cómo crees que reaccionarías? Pues a gente de la talla de Ibai Llanos también le pasa eso de no saber muy bien qué hacer cuando está al lado de un astro del balón.

Messi levanta su sexto Balón de Oro

Getty Images Messi levanta su sexto Balón de Oro

Publicidad

El mejor futbolista del mundo es argentino, juega para el F.C. Barcelona y de vez en cuando va a eventos de influencers. Se llama Leo Messi, y lo de que es el mejor queda acreditado con su sexto Balón de Oro, premio que otorga cada año la revista France Football. En cuanto a la asistencia de la estrella a eventos, también debe ser el pan de cada día para él, aunque quizá no tanto para la gente con la que se encuentra en esos lugares.

Ayer mismo Adidas (patrocinador del futbolista), Team Heretics (club de deportes electrónicos) y Juegaterapia (ONG muy relacionada con el gaming) organizaron en Barcelona un torneo benéfico. Concretamente fue en L'Hospitalet de Llobregat donde se dieron cita unos cuantos influencers y profesionales de los esports, todo para recaudar fondos que irían destinados Juegaterapia. Messi estuvo allí para dar más notoriedad al asunto, y vaya si lo hizo: las entradas se agotaron antes del evento, y muchos de los asistentes querían un recuerdo del momento.

 

TheGrefg (copropietario de Team Heretics) no podía dejar pasar la oportunidad de retratarse frente a su ídolo, y lo hizo posando con una equipación deportiva y con esa naturalidad que tienen para sonreír a cámara aquellos que son famosetes y encantados de serlo. De hecho, hasta anunció un Vlog sobre el encuentro, donde reflexionaría sobre todo lo que le ha dado su profesión de youtuber.

 

Es curioso que Ibai, siendo tan grande en redes y popular gracias a su desparpajo en League of Legends o lo que se le ponga delante, estuviera nervioso por el encuentro, pero así fue. Él mismo lo reconocía en un tuit donde confesaba que estar al lado de Messi le daba hasta vergüenza, y desde luego su lenguaje corporal indicaba que cómodo no estaba.

 

Los comentarios se dieron cuenta del hecho y acribillaron al vasco con mensajes de apoyo, vergüenza ajena y cachondeo. Porque en realidad da igual lo famoso que seas en Twitter: nunca vas a alcanzar en nivel galáctico de alguien como Messi.

 

Publicidad