Flooxer Now » Gaming

Detonación solidaria

Rubius hace explotar su casa en Karmaland por el éxito de su stream benéfico

El youtuber cumple la promesa de hacerla saltar por los aires tras superar los 50.000 euros de recaudación en una retransmisión solidaria. Luzugames y Alexby le ayudaron en su explosiva celebración

ElRubius, el youtuber más seguido de España

Movistar+ ElRubius, el youtuber más seguido de España

Publicidad

Si es online, tiene videojuegos y le dejan libertad para hacer lo que quiera, ElRubius se apunta a un bombardeo. Y si tiene tintes benéficos, mucho más. El pasado diciembre fue el invitado estrella del Ibainéfico, el torneo solidario que montó Ibai Llanos, y siguiendo el ejemplo de este decidió el pasado finde organizar una retransmisión con el objetivo de recaudar fondos, que irían destinados a ayudar en la lucha contra el coronavirus.

 

Anunciado el sábado a través de una encuesta, el domingo sumaba más de 200.000 votos positivos que le pedían no demorar mucho el stream benéfico. Dicho y hecho, y solo él delante de la cámara, la noche del lunes la pasó elaborando retos con los que animar a la audiencia.

Cosas tan sencillas como chupar un limón, aguantar el humo de su vapeador o intentar no asustarse durante una partida a un juego de miedo se volvían promesas de donaciones por su parte de hasta 1000 euros. Aunque en ocasiones se notaba que la cosa la hacía a propósito, los fans se volcaron con él y no dejaron de contribuir a la causa.

 

En cierto momento entró en el stream Irina Isasia, su novia desde hace unos años y con la que está compartiendo el confinamiento. La influencer se metió en la retransmisión para participar en varios retos: maquillar a Rubius y contabilizar el número de flexiones que podía ejecutar su pareja. Siempre discreta, con ella llegaron también las mascotas de la casa: sus gatos.

 

Tras cinco horas y media consiguieron al fin alcanzar los 50.000 euros, y para celebrarlo a la fiesta se unieron Luzu y Alexby. Entre los tres rellenaron la mansión de Rubius con explosivos, y el youtuber tuvo unas palabras para su hasta ahora hogar: “Hemos vivido momentos muy buenos. Por Karmaland, por el chat, y por todos los que habéis donado”.

La detonación se produce a las seis horas y 29 minutos de que comience el stream, y es tan grande que el avatar de Rubius muere por la onda expansiva. En donde antes había un casoplón alucinante, solo quedaban restos de lo que fue una bonita residencia. Pero más bonito es poder donar 50.000 euros a causas que combaten el coronavirus.

Publicidad