Todo el mundo quiere subirse al carro de Karmaland pero no todos tienen el caché, la experiencia o simplemente las ganas de formar parte de esta exclusiva familia. Ibai, con sus propia y ocupadísima agenda, fue uno de los primeros en expresar en público las ganas que tenía de participar, aunque solo fuera para armar un poco de jaleo y luego irse.

 

La idea le pareció bien a AuronPlay, que afilaba sus cuchillos cuadrados para recibir al vasco como se merecía. Una broma de esas que hay entre youtubers, y que no haría la misma gracia si uno de los protagonistas de la misma fuera Dalas Review.

El canario está abonado a la polémica, y sus movidas con otros creadores de contenido son públicas y notorias. Él mismo explicaba hace unos meses las razones para no entrar en el vecindario elitista de Minecraft, poniendo como mayor razón la falta de entendimiento con ElRubius o WillyRex, entre otros.

 

Sin embargo, su buena relación con Vegetta le animó a hacer un vídeo de broma en el que participaba con un un 777 'fake' y donde daba libertad absoluta a su creatividad. Tan buena fue la experiencia para sus fans que ayer repetía, esta vez con una versión bautizada como Pambaland, en referencia a sus seguidores los 'pambasitos'.

 

TheGrefg es otro al que le han preguntado insistentemente sobre su participación en Karmaland. Cumple los requisitos de llevarse muy bien con los participantes, de ser un tipo con muy pocas polémicas en su historial y de tener una personalidad tan alocada como para dar salsa a la rutina de Minecraft. Por eso ayer se montó su servidor de 'Calvaland', avisando a los espectadores que no sabe casi nada del juego.

 

"Mi conclusión después de jugar por primera vez a Minecraft es que desde fuera lo ves como un absurdo juego de cubos pero cuando lo juegas, un nuevo universo se abre sobre ti", decía después de la retransmisión. ¿Significa esto que veremos algún calvo codo con codo con WillyRex y compañía? No lo descartes...