Tienen solo 23 y 18 años pero los hermanos Ruiz ya son unos referentes de YouTube. Quizá los conozcas mejor por sus apodos: xBuyer y MiniBuyer, especialistas en simuladores deportivos pero también dedicándose a un montón de cosas dentro de la plataforma de vídeos más popular del mundo.

Como todos en este mundillo, empezaron de la nada y tras ocho años subiendo clips ya superan de largo los cuatro millones de suscriptores. Muchos de ellos se han sumado en las últimas semanas de confinamiento, si bien la pareja de youtubers confirman que la cuarentena no les ha ido muy bien en los negocios.

 

"Muchas marcas están paradas en el confinamiento, y al final nosotros vivimos de la publicidad y los eventos", decía hace unos días. "Sin exagerar, todo esto nos puede haber costado este año unos 100.000 euros" que han dejado de ingresar. Toma-ya.

Conscientes aun así de ser unos privilegiados, ayer comenzaron una ronda de donaciones a gente que está empezando en la misma profesión que hoy a ellos les da la fama. "Hoy puede que tengan cero visitas, pero aquí hay gente que tendrá miles y no quiero que se desanimen", explica xBuyer. "Vale, pero vamos a dar dinero a gente que nos haga gracia, eso también", añade MiniBuyer.

 

El primero que revisan queda descartado por dos razones: no saber quién es xBuyer y no ser capaz de teñirse en directo, como prometía si llegaba a cierto número de seguidores. Pero luego aparecen una serie de retos de gente que alucina con solo la presencia de los hermanos y mucho más cuando les da hasta 100 euros por dejarse meter un gol o decir algo en concreto durante el directo que estaban haciendo.

El youtuber acaba la ronda de donaciones con un mensaje: "Es importante que nos apoyéis a los de arriba, y es importante que los que estamos arriba apoyemos a los que están empezando". Y claro, ahí le tienes, número uno en tendencias de gaming y siguiendo como uno de los creadores de contenido más majetes del panorama.