Flooxer Now » Gaming

TESORO OCULTO

Youtubers exploradores rescatan 80.000 en videojuegos de una casa abandonada

Un par de aficionados a visitar (y grabar) expediciones misteriosas descubren un tesoro en forma de miles de juegos clásicos sin abrir.

Youtubers exploradores rescatan 80.000 en videojuegos de una casa abandonada

@Cheap finds and gold mines / YouTube Youtubers exploradores rescatan 80.000 en videojuegos de una casa abandonada

Publicidad

Ser como Indiana Jones o -mejor- como Lara Croft en Tomb Raider parece una cosa reservada a las películas -o los videojuegos-. Pero no por ello se desaniman los miles de creadores de contenido que suben vídeos explorando lugares tétricos, abandonados o aparentemente peligrosos, esperando encontrar algo valioso.

Contra todo pronóstico, es lo que les ha sucedido a los dueños del diminuto canal Cheap Finds Gold Mines (que se podría traducir como "minas de oro en lugares inesperados y baratos"). Korbin y Aimee están especializados en visitar mercadillos o fábricas que echan el cierre, pero un tip de uno de sus 5000 seguidores les avisó de que había una casa "bastante chunga" donde podrían echar un vistazo.

 

Al parecer llevaba abandonada cerca de dos décadas e iba a ser demolida, por lo que teniendo en cuenta las leyes en el estado donde se encuentra era perfectamente legal. Otra cosa es que sea aconsejable o incluso saludable: una vez dentro, la pareja descubrió que no había ni un solo lugar sin escombros para pisar y que toda la propiedad era un nido de cucarachas. Pero al poco de andar, vieron algo que les llamó la atención.

Fueron unos VHS de la extinta cadena de videoclubs Blockbuster, pero eso fue solo el principio: cajas y cajas de videojuegos de hace 20 años, algunos de ellos muy cotizados, y lo mejor de todo es que estaban sin abrir. "Nada más verlo supimos que había calidad", cuenta Korbin.

 

Según cuenta en una entrevista a Kotaku, los youtubers calculan el valor del botín en unos 100.000 dólares (unos 85.000 euros), de los cuales se embolsaron 20.000 después de compartir el hallazgo con otros coleccionistas de videojuegos.

 

Pese a haberse llevado un suculento beneficio económico, los exploradores aseguran que en memoria del misterioso dueño de todo esto "quieren conservar una parte de lo que era ese chico, una parte de su corazón" guardando algunos de los juegos que estaban impolutos dentro de la abandonada colección. Si de paso se llevan una pasta, pues mejor.

Publicidad